La Conciencia del Amor

¡Amistad, divino tesoro!


Haydeé Colín

Lecturas: 843

La amistad es el sentimiento más hermoso y noble del hombre, surge del alma. Se prueba en la adversidad. La unión hace la fuerza, la unidad bien vista constituye una prueba, un fin. Es considerada como una de las formas más nobles del amor que vincula a los hombres. Una de las características que posee es que comparte lo que cada cual vive, percibe y siente, sin competir.

Los verdaderos amigos se conocen en los momentos de felicidad, son los únicos que no sienten celos ni envidia cuando estás alegre, y en tiempos de tristeza también se acompañan y se apoyan.

Se ayudan tanto para acrecentar la alegría como para superar la desdicha, siempre se ofrecen mutuamente ayuda, comprensión, generosidad, comunicación, simpatía, confianza, fidelidad, respeto, lealtad, y muchas veces, ¡créeme, una buena dosis de paciencia y tolerancia!

La amistad es el mejor antídoto contra la soledad y el alejamiento. Ya lo dijo Voltaire: "En verdad, todas las glorias de este mundo no valen lo que un buen amigo". Aristóteles también se pronunció al respecto: "La amistad es lo más importante de la vida".


"A través de la amistad mostramos verdaderamente al mundo quiénes y cómo somos".

Un amigo es el compañero más valioso del ser humano, se considera que una amistad ha llegado a la madurez, cuando se está dispuesto a correr riesgos por ella.

La amistad verdadera encierra un alto valor por cuanto ofrece posibilidades de enriquecernos como personas a través de la entrega que implica en sí misma generosidad que florece de forma natural. ¡Atrévete a dar amor y amistad!



Columnas anteriores

visitas