Consultando a...

Dile adiós a las cicatrices


Dr. Abel De la Peña

Lecturas: 949

Conforme ha avanzado la ciencia y la tecnología aplicadas a la cirugía plástica, aunado a una sociedad más consciente de la estética y la belleza, los estigmas asociados a las inyecciones, lifts y demás, han desaparecido.
 
Sin embargo, algunas cosas aún dificultan que los pacientes puedan realizarse algunos tratamientos para mejorar su imagen.
 
Algunos pacientes llegan preocupados por la recuperación después de un procedimiento, en especial por el enrojecimiento, la hinchazón y la cicatrización. Pero, ¿es esta una preocupación que deban tener los pacientes? La inflamación y el enrojecimiento son muy variables, dependiendo del tipo de tratamiento que se vaya a realizar. La inflamación que se produce es un precio emocional que debe ser enfrentado, para obtener el gran beneficio estético y psicológico de confianza a largo plazo.
 
En el Instituto de Cirugía Plástica, con frecuencia recomendamos diversos cuidados para mejorar la inflamación paulatinamente, uno de los cuales es acudir a sesiones de cámara hiperbárica. La cámara hiperbárica, al aumentar la presión atmosférica, incrementa la oxigenación de los tejidos, disminuye la inflamación, promueve la buena cicatrización, etc. Por estas razones, son un componente importante en el manejo integral de los pacientes después de una cirugía.
 
Para reducir el enrojecimiento y de igual manera la inflamación, por lo general se pueden utilizar compresas frías, mantener la zona tratada elevada y disminuir la movilidad. Siempre es importante mantener al cuerpo hidratado tomando agua y así mejorar la cicatrización. Ésto no se acaba aquí, además existen suplementos homeopáticos de árnica disponibles en crema, gel, té para tratar el dolor y los moretones. Aceleran la cicatrización y disminuyen la inflamación, especialmente cuando se ingiere.
 
La cicatrización, por otro lado, varía de paciente a paciente, y existen formas mucho más agresivas de tratar las cicatrices anormales. Quienes tienen historia de cicatrices queloides, o cualquier otro problema de cicatrización, tienen mayor riesgo de tener cicatrices más notorias. Las partes del cuerpo que están más asociadas a este tipo de problemas son el pecho, los hombros, espalda, rodillas y la mandíbula.


Columnas anteriores

visitas