Magazine Young

El juego del policía bueno y el policía malo


Gaby del Valle

Lecturas: 776

En México vemos un tiempo de violencia que pareciera no tener fin, y nos preguntamos si en verdad existe una forma de detenerla. Las fosas halladas en todo el país, hasta el tope de huesos anónimos, los ataques en restaurantes a plena luz de día, los bloqueos de carreteras, los soldados en fila india por las avenidas y carreteras, imponen temor a todos los ciudadanos, y de verdad, no dejamos de preguntarnos si ése es el objetivo. Sí, curiosamente es una forma de tenernos sometidos, amedrentados, indispuestos para una lucha civil pacífica cuyo objetivo sea derrocar a un gobierno de inimaginable impunidad. ¿Y si de verdad existe un contubernio? ¿Y si esta especie de cuento de terror cumple con el propósito de permitir el enriquecimiento de uno de los gobiernos más corruptos de nuestra historia? Desde luego, todo esto obedece a un plan maquiavélico tramado desde hace mucho tiempo, con objeto de apoderarse de las riquezas mexicanas.  Con cara blanqueada, nuestro gobierno lleva a cabo el juego del policía malo y el policía bueno… escoger a unos cuantos impávidos para dedicarles a ellos un informe sin informe por miedo al hartazgo del país, es la prueba de estos titiriteros: me hago pasar por bueno, mientras atrás de ti, injurio a todo un país con el despojo más cruel que pudiera perpetrarse, usando todos los medios posibles, incluido haber soltado los perros que, a su manera, devastan el país. A pesar de todo, aunque no lo creas, está en nuestras manos liberarnos. Tu voz, mi voz, la protesta pacífica, las redes, son la solución ¡PORQUE EL PUEBLO MANDA!  
 


Columnas anteriores

visitas