Psicología que sí funciona

Felicidades papá


Psic. Rosilú Estrada

Lecturas: 889

El lugar del padre en la vida de un hijo cobra importancia, debido a que la seguridad, el éxito y el amor al trabajo vienen determinados por la calidad de padre que tenemos. 
La relación que tenemos con nuestro padre hoy depende de la historia que hayamos podido construir juntos. Pero depende aún más en la mayoría de los casos, de lo que nuestra madre haya forjado a favor o en contra de la figura de nuestro padre desde que fuimos pequeños. 
Sabemos que en muchos de los casos cuando los padres se separan tienden a separarse también los hijos. Por difícil que parezca la situación nunca debemos de involucrar al niño a que tome partido entre los padres. 
 
 
Algunos errores que cometen las madres al divorciarse o separarse son:
 
1. - Si la relación terminó de mala manera lo peor que una madre puede hacer es hablarle mal del padre a sus hijos, esto crea resentimiento en los niños y un gran vacío en la figura paterna.
 
2. - Otro de los errores que muchas veces cometen los las madres es querer suplir rápidamente al padre con otra figura paterna llámese, novio o nuevo esposo, el padre biológico siempre tendrá un lugar insustituible en el corazón y en la en la mente del pequeño.
 
3. - Los hijos no se canjean. Otro de los errores más comunes es no dejar que los hijos convivan con su padre, si no existe una pensión a cambio, el arreglo económico debe de darse entre los adultos, pero el amor de los hijos hacia su padre no es algo que deba de ponerse en tela de juicio. 
 
 
 
Un padre emocionalmente sano es aquel que sabe que aunque la relación de pareja haya terminado el tiene derechos y obligaciones ante los hijos. Convive la mayor parte del tiempo con ellos, así también como los procura, no solamente en el aspecto económico sino también los enseña a través del ejemplo y la presencia. 
Espero que este tema haya sido de tu interés. Recuerda que si necesitas ayuda psicológica cuentas conmigo haz tu cita al  351-1349 teléfono de mi consultorio. 
Nos leemos la próxima semana
 


Columnas anteriores

visitas