Consultando a...

Mejora tus pantorrillas


Dr. Abel De la Peña

Lecturas: 944

El aumento de pantorrillas es un procedimiento para aumentar el tamaño y mejorar la forma de esta área. Pese a que inicialmente el aumento de pantorrillas surgió con motivos reconstructivos hace cerca de 40 años, se comenzaron a usar estas técnicas con fines estéticos, cada vez con más frecuencia. 
 
Algunos ejemplos de los casos en que se desea un aumento en esta zona con fines reconstructivos son: en las secuelas de poliomielitis u osteomielitis, después de fracturas femorales, o como resultado de contracturas después de quemaduras, o por malformaciones congénitas.
 
En 1984 empezamos a colocar implantes en forma de “torpedo” por debajo de la fascia, una capa delgada de tejido que recubre los músculos. Los implantes son de gel de silicón altamente cohesivo, o en algunas ocasiones de silicona sólida.
 
Existen diversas formas y tamaños de implantes de pantorrillas para dar volumen, tanto a pacientes musculosos que realicen halterofilia, o pacientes comunes que quieran sólo mejorar el contorno de las piernas, a quienes desean incrementar la parte interna de la pierna como a quienes desean aumentarla lateralmente, o un aumento global.
 
La cirugía busca aumentar y dar forma a la pantorrilla, por lo general en un sólo evento.
 
El día de la cirugía se marca el sitio de la incisión, se realiza en el pliegue de flexión en la cara posterior de la rodilla, con una longitud de 3-5 cm, con la intención de que al cicatrizar se oculte dentro del mismo pliegue.


Columnas anteriores

visitas