Magazine Young

La trampa de Panama Papers II Parte


Gaby del Valle

Lecturas: 461

Hace unas semanas el mundo se volvió loco cuando salieron a la luz los hoy ya famosos y no tan olvidados Panama Papers, y cada día surgen más teorías, nombres, empresas y países señalados en aquella “lista negra” de millones y millones de dólares por evasión fiscal o en un sentido más coloquial “lavado de dinero”. Lo interesante es cuando grandes economistas analizan los motivos y las raíces de un evento periodístico y financiero de escala global y se van encontrando pistas que parecen sacadas de un libro de Nicolás Maquiavelo.

Hace apenas unas semanas, la famosa plataforma Wikileaks desató polémica al señalar que el gobierno de Estados Unidos y el multimillonario George Soros están detrás de todo este escándalo, ya que su objetivo es desprestigiar lo más que se pueda a los gobiernos de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, países llamados emergentes y nombrados por los economistas expertos como BRICS.

 

Alfredo Jalife Rahme, experto en geopolítica de la UNAM, señaló en una entrevista a la revista Siempre que el caso Panama Papers es en realidad, un nuevo instrumento de presión estadounidense para debilitar a sus rivales del BRICS, principalmente a Rusia y China, los países más fuertes del bloque y sugiere que se evite magnificar sus efectos.

 

Al cuestionarle sobre el objetivo de la divulgación de los Panama Paper, Jalife responde en la entrevista que esta es una guerra de propaganda que libra Estados Unidos y usa a George Soros contra el bloque de los BRICS, pero este objetivo no es el único. En primer lugar, hay que considerar que hay una guerra tremenda contra los miembros de ese bloque económico ya que Washington teme que lo superen como competidores a escala mundial. Este conglomerado de “periodistas” forma parte de un grupo que está financiado por George Soros.

 

Este tipo de información no tiene nada que ver con las anteriores infiltraciones en las que se expone a los servicios de seguridad norteamericanos y sus políticas estratégicas en el orbe. Incluso Wikileaks ya advirtió que detrás de esta filtración está George Soros. Otro punto de desconfianza es que no exhibe a ningún estadounidense. No dudo de que los políticos del mundo incurran en el lavado de dinero pero me llama la atención que Panamá es un bastión de evasión fiscal de Estados Unidos. Hay más de 110 bancos, está el Canal de Panamá, que es un centro de lavado de dinero de Colombia, de la zona andina. Luego están las Islas Vírgenes británicas, que pertenece a la Commonwealth y más. Pero éstos no son los únicos paraísos fiscales que hay en el mundo. De hecho, hay más de 50.

 

Jalife dice estar de acuerdo en que hay que abolir los paraísos fiscales, ya que el lo ha estado investigando desde la década de los noventa. Y responde a la pregunta: ¿Por qué no lo hacen?, porque se les cae el sistema internacional.

 

El asunto de Panama Papers ha ido tomando terreno, y aunque el estudio de abogados Mossack Fonseca advierte que la filtración de los documentos no fue obra de un trabajo interno sino de un hackeo, sabemos bien que el dinero todo lo hace posible.

 



Columnas anteriores

visitas