Magazine Young

Magazineyoung.com


Gaby del Valle

Lecturas: 589

El 55% de los casos de influenza que se presentan anualmente en México corresponden a adultos en edad productiva, quienes además de padecer afectaciones en su salud, también sufren afectaciones a nivel laboral que repercuten en sus finanzas personales y en la productividad de sus empresas, a causa de una enfermedad que es prevenible por vacunación. La influenza no es un resfriado común, sino una enfermedad que, en la mayoría de los casos, deja al trabajador en cama y que puede causar complicaciones como neumonía y otros padecimientos respiratorios, que repercuten económicamente en gastos de consultas, medicamentos y hospitalización, además de que imposibilita al adulto a seguir trabajando. La Lic. Laura Patricia Obregón Bermúdez, Presidenta de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH), declaró que “el 64% de las empresas mexicanas son impactadas por las afectaciones que la influenza puede tener en su personal, debido al ausentismo y el impacto en la productividad”. “El principal problema que enfrentan las empresas, ante una contingencia de este tipo, es la dificultad para suspender las actividades del personal, por lo que el aumento a la exposición del virus entre los empleados se vuelve exponencial. En promedio, los trabajadores faltan a su centro laboral cinco días al año como consecuencia enfermedades. En este sentido, la vacunación es una de las medidas que se adoptan para disminuir el impacto económico y social que causa la influenza a las empresas y trabajadores”, destacó Obregón.


Columnas anteriores

visitas