Magazine Young

Corrupción y educación


Gaby del Valle

Lecturas: 833

Dicen por ahí que “cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar” y me pregunto hasta cuándo llegarán aquí las fotomultas. Oferta y demanda Conduciendo por la ciudad de México o por cualquier otra, te das cuenta de la urgente necesidad de educación vial. En una calle de un carril a contraflujo, el tráfico lento lleva al paroxismo al “cliente”, y éste hace lo que la empresa espera: acelera e invade el carril del metrobús, según él para ganarle a todos los que estamos varados en la larga fila que espera la luz verde. La “empresa” vio una necesidad con su jugosísima ganancia y los funcionarios públicos vieron un negocio redondo, del cual –como todo- no tiene por qué rendirle cuentas a la nación… a nosotros los mexicanos. Y los conductores hacen lo suyo: romper las reglas. Ese grupo de analistas, mercadólogos, psicólogos y demás que deben tener para proyectar de dónde más exprimir a los mexicanos, dieron en el clavo, porque la inversión seguro ya ha sido recuperada… para dos empresas y para ciertas personas del gobierno. Estamos ante un fenómeno que busca desesperadamente de dónde sacarnos dinero y, por desgracia, nuevamente la clave está en la educación. En este caso, la educación vial. Los mexicanos podremos cambiar esta historia, en el momento en que nos eduquemos; que nos involucremos; que no vendamos el voto por una miseria, que provoca más miseria. Hagamos nuestra parte y así podremos espetar a este gobierno cuando no hace la suya. Y de cualquier forma, ¿quién les dio el derecho de este negocio? Parece que quieren sacar dinero hasta de debajo de las piedras. ¡El avión! ¡El avión! Y bueno… ¡nuestro presidente ya tiene el mejor y más caro avión del mundo! ¿Y qué me dicen del hangar? 1100 millones de pesos, se rumora por ahí. Podemos presumir que nuestro gobierno no se da con una piedra en los dientes y tienen lo que quieren: la vida de un jeque. Ah, y no puede venderse porque… no. Escríbeme. gabydelvalle15@hotmail.com


Columnas anteriores

visitas