CAMINANDO POR LA HEROICA

Cárdenas y Macondo


Ezequiel Luna Arias

Lecturas: 735

Iniciamos esta columna semanal, dedicada al pasado y presente de esa tierra tan benevolente y guerrera; de riquezas y de pobrezas; de conflictos y armonías; pero de fe y esperanza, que es el municipio de Cárdenas. Hace tiempo, don Rutilio Rosique Casanova, QEPD, me contaba que había asistido a una conferencia del escritor colombiano Gabriel García Márquez, en el Distrito Federal, y que fue tanto su interés que despertó su discurso, que lo abordó al final diciéndole que venía de un pueblito que era casi el retrato de Macondo, de Cien Años de Soledad; a lo que Gabo respondió, que eso le decían en muchos lugares. Con sus diferencias marcadas, o sus particularidades en su fundación y desarrollo, lo que es ahora el municipio de Cárdenas, no se puede aislar del patrón de nacimiento de las sociedades mestizas de la América Latina: arribo de migrantes de Europa y Estados Unidos, aborígenes; religión; economía basada en pocos cultivos y la explotación de mano de obra mestiza o indígena. Los tremendos piratas en busca de maderas y esclavos; caudillos militares; asonadas; insurrecciones fallidas. La llegada de cirqueros y de “húngaros” o trotamundos que adivinaban la suerte, tocaban guitarra y arreglaban los cazos o peroles; barcos y trenecitos; de haciendas y trapiches; alambiques y cantinas; y tantas cosas más. De ese Cárdenas ya olvidado, hablaremos en esta columna: ese pueblo pujante que surgió a principios del siglo XVIII, y que ya en el censo de 1776, aparecía con el nombre de San Antonio Río Seco, con una población de mil habitantes. Era un apéndice de lo que en ese entonces era el Partido de Cunduacán. Escribiremos del porqué lleva en su nombre el primer apellido del presbítero José Eduardo de Cárdenas y Romero. Les diremos de sus personajes casi míticos en la guerra contra los invasores; de los revolucionarios que sintieron propia las desigualdades de la masa campesina de fines del siglo XIX y principios del XX. Pero también hablaremos de lo que es hoy la ciudad y sus comunidades; municipio pionero de la alternancia; de sus virtudes; de sus penurias; de sus dificultades. De sus autoridades municipales; personajes de la cultura, del deporte, la ciencia, de la política; de sus embajadoras. De ese Cárdenas, que hoy, tomando en cuenta el Censo de 2010, que era de 248 mil personas, hoy la habitan más de 265 mil, y en cuya cabecera viven aproximadamente 96 mil.


visitas