CASCARA AMARGA

Atentado al sagitario


Laureano Naranjo Cobian

Lecturas: 1059

Gustavo Naranjo, Euclides Alejandro y Tomas Brito, el triángulo perfecto. El Sagitario rojo también le decían al famoso hombre del sureste, Tomas Garrido Canabal (1890-1943). Ese día había salido del hotel Cosmos ubicado en San Juan de Letran (nombre de un noble de familia romana caída en desgracia bajo Nerón y cuya propiedad pasó a dominio imperial. Años después fue cedido al Vaticano) y avanzaba caminando seguro por la avenida Madero, antes calle de Plateros. Lo acompañaban Andrés García, Santiago Caparroso y atrás Marcos Díaz y dos mas. Todo parecía normal, como cualquier día, pero al llegar a la puerta del hotel Iturbide, súbitamente comenzaron los disparos resultando muertos Marcos Díaz y quedando gravemente heridos Caparroso (quien poco después murió) y Andrés García, quien finalmente también murió. La sorpresa no les dio tiempo ni de sacar sus armas. Ágil (tenia 37 años) Tomas Garrido, presunto senador, abordó rápidamente un packard y logro escapar de la balacera. Eran menos de las dos de la tarde en pleno centro de la ciudad de México. Poco después se supo que los agresores habían sido el temible Amado Pedrero, el intrépido Ulises Gonzales, el capitán Fernando Alipi, Marcelino Morales y los hermanos Andrés y Priciliano Sala. Tomas, aunque carismático, le debía varias a valientes tabasqueños. Sus pecados no eran pocos. Algo había que hacer y se hizo. Recordamos que el cojo Camelo, desafiando al poderoso de la época, lo increpó en su propia guarida demostrando así su hombría de tabasqueño bien nacido. Por esta vez el Sagitario Rojo se salvó aunque la muerte lo esperaba pacientemente. II En Cárdenas, el doctor Gustavo Naranjo Vera, Euclides Alejandro Alejandro y Tomas Brito Lara, forman el triángulo perfecto para ganar abrumadoramente las elecciones del año próximo. Acuérdense que yo siempre digo la verdad.


Columnas anteriores

visitas