Conecta con nosotros
225 vistas -

Tabasco

Viven peruanos una amarga luna de miel en México

La aventura de Britney y Diego terminó en una estación migratoria a más de cuatro mil kilómetros de su casa en Tijuana luego de que intentaron visitar una playa en ‘Rosarito’.

Publicada

en

225 Visitas

En una fría estación migratoria, a más de cuatro mil kilómetros de casa, terminó la aventura para Britney y Diego, una joven pareja peruana que después de casarse decidió juntar sus ahorros para pasar su luna de miel en Cancún, México.

Su historia rosa no tuvo final feliz por una decisión desafortunada, ya que después de conocer el caribe mexicano tomaron un avión que los llevó hasta Tijuana, con la idea de visitar una playa de nombre “Rosarito”, según contó Joan Franco Barabino, padre de Britney.

Al llegar al aeropuerto de la ciudad fronteriza, autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM) ya no les permitieron seguir su camino, a pesar de que argumentaron que eran turistas y contaban con los permisos correspondientes.

“Les dijeron que los permisos que traían eran solo para Cancún, aunque mi hija alegó que era para todo México. Y les dijeron que tenían que quedarse; no había dónde dormir y desde entonces han tenido que dormir en el suelo”, refirió.

Tras revisar el caso, el juez de Tijuana decretó la “suspensión de plano” de los actos que derivaron en la detención y trámite de deportación, expulsión y repatriación de la pareja, pero la resolución ya no pudo ser notificada a tiempo.

Por teléfono hicieron contacto con la abogada Rosario de la Cruz Rueda, quien acudió con la resolución judicial a la estación migratoria local ubicado en la Ciudad Industrial, donde fue recibida por personal del INM. “Nosotros no hemos sido notificados y mientras no nos llegue ninguna orden de juez no podemos hacer nada”, le dijeron en la puerta.

La defensora explicó que se requería de un actuario para hacer la notificación, el cual tendría que haber sido enviado desde Tijuana, pero como eso no se previó, su recomendación a la familia de los recién casados fue que tramitaran otro amparo en Villahermosa.

“Nosotros no entendemos porqué, ya mi hija y su esposo perdieron sus vuelos de regreso, que no son nada baratos, ya gastamos mil dólares en un amparo y ahora tendremos que conseguir otros 500 para el nuevo trámite y no tenemos, la verdad estamos desesperados”, expresó Joan Franco Barabino vía telefónica desde Lima.

EMBARAZO EN RIESGO

Lo que más preocupa por ahora a Joan es que su hija viajó a México embarazada y temen que pueda pasarle algo, por las condiciones en que está desde hace varios días; “los tienen durmiendo en el suelo, han recibido malos tratos y solo les permiten comunicarse por nosotros por breve tiempo”.

Britney y Diego estudian actualmente la universidad. Ella cursa ingeniería industrial y él economía. Después de casarse, como regalo de bodas recibieron los boletos de un viaje a Cancún y fue así como, después de juntar sus propios ahorros, volaron a México.

Tras su detención en Tijuana, los familiares de la pareja buscaron ayuda de la embajada y el consulado de Perú en México, pero la respuesta que les dieron es que no se desesperaran, pues como no habían cometido ninguna falta los dejarían irse en una semana.

“El temor de nosotros no es que la vayan a deportar, el temor de nosotros es que les pase algo, ella por su condición y porque la doctora de la estación migratoria le ha dicho que su embarazo es de alto riesgo, eso es lo que nos tiene muy mal, desesperados”, comentó.

Por lo pronto, con el nuevo amparo que promoverá, la abogada Rosario de la Cruz espera que Britney y Diego pueda recuperar su libertad y volver a su país en próximos días.

Continuar leyendo
Click para comentar

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia