Conecta con nosotros

Opinión

Villahermosa y el Multiverso

Publicada

en

141 Visitas

El Multiverso es el conjunto de muchos e incontables universos que pueden existir simultáneamente. Lo peculiar de cada Multiverso es que en cada uno de ellos viven o han vivido las mismas personas pero en diferentes circunstancias y en cada Multiverso existe también cada ciudad como por ejemplo Villahermosa, con las personas que han existido o existieron, pero en donde algunas personas que en otro universos pueden caminar, en sus variantes tienen algún tipo de discapacidad. Particularmente quiero hablar de Villahermosa en el Multiverso dos cero tres cero, de una Villahermosa que es diferente porque es incluyente y no existe la distinción de ciudadanos porque la accesibilidad es generalizada en sus banquetas, calles, avenidas y en cualquier tipo de transporte.

En Villahermosa, la que se encuentra en el Multiverso dos cero tres cero, estoy a punto de salir de clases en la UJAT. Por fin son las ocho de la noche y me dispongo a ir primero a comer en una antojería sobre Paseo Tabasco para posteriormente trasladarme al teatro Esperanza Iris a ver una obra de teatro. Salgo de la universidad y tengo dos opciones, irme rodando en mi silla por el parque de la UJAT el cuál está además de iluminado, muy ordenado, sin basura en el suelo y más que todo tiene seguridad a cualquier hora tanto para mí o para las demás personas incluidos niños y mujeres. La otra opción es tomar un autobús qué me llevará primeramente hasta Pagés Yergo esquina con avenida Méndez para posteriormente tomar otro y bajarme en el parque de los Guacamayos.

Cómo ando con un poco de prisa decido tomar el autobús el cual llega puntual, se detiene frente a mí en la estación y acto seguido subo junto con mi silla de ruedas gracias a una plataforma que me permite acceder a mi lugar. En el autobús todos van sentados en un ambiente climatizado ya que el calor es abrumador en esta época del año. Bajo en el parque de los Guacamayos y ruedo en mi silla hasta la antojería que se encuentra frente al parque de los Abuelos Manuel Mestre para luego subir a otro autobús que me llevará al teatro Esperanza Iris.

La gran maravilla del sistema de transporte público es que con una tarjeta o tu celular, puedes utilizar cualquier autobús o vehículo las veces que quieras mediante el pago de una cuota diaria accesible para todas las personas.

Hay autobuses que recorren las avenidas principales como Paseo Tabasco, Usumacinta, 27 de Febrero y Méndez de ida y vuelta; ni que decir de las banquetas que pueden ser recorridas por CUALQUIER PERSONA sin problemas y las ciclovías que se encuentran en cada una de las avenidas mencionadas permiten que las personas se ejerciten durante su desplazamiento a la escuela o trabajo, y que se puedan parar en cualquier lugar para comprar, convivir o descansar.

Por fin llego al teatro Esperanza Iris en donde ya me esperan además de algunos amigos, mi padre que en esta variante de universo puede caminar de manera independiente y no padece de Párkinson. Hay otras variantes de universos, algunas más contaminadas y violentas, pero el universo en el que vivimos nosotros, el dos cero dos dos, no está muy lejos de poder ser la variante dos cero tres cero si nos lo proponemos y tenemos la voluntad de hacerlo.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia