Conecta con nosotros
297 vistas -

Tabasco

¿Por qué acatar las prohibiciones de las gasolinerías?

Una recomendación es cargar gasolina y si quieres fumar, espera que termine y hazlo lejos de la gasolinera.

Publicada

en

TABASCO.- Un video captó el momento en el que el auto de un hombre se prendió fuego en Rusia, en la ciudad de Chelyabinsk, mientras cargaba combustible en una estación de servicio. El conductor prendió un cigarrillo que entró en contacto con la nafta y desencadenó un incendio que fue controlado por los operarios.

El motivo es muy sencillo, el carburante es un material muy inflamable, y la mínima chispa de fuego podría ocasionar un incendio y una explosión en el caso de haber gran cantidad.

Como siempre nos han dicho, el fumar en estaciones de servicio es algo peligroso e inflamable. Y fue así que apenas lo encendió apareció una llama enorme que lo hizo saltar del susto. En medio de la desesperación agarró la manguera de la bomba y la quitó de la entrada del tanque de combustible, haciendo que el fuego se esparciera más. Ante esto tiró la manguera al piso, empeorando la situación ya que el surtidor seguía encendido y, por ende, seguía saliendo nafta.

En este marco, el ciudadano resultó, dentro de las malas decisiones anteriores, un afortunado, ya que las llamas no taparon todo el vehículo y pudo subirse al auto y correrlo del foco de fuego. Gracias a un operario de la estación el fuego se fue apagando debido a que activó el extintor.

El sujeto se encuentra en observación en un hospital, sin heridas de gravedad, pero con quemaduras.

NUNCA FUMES EN LAS GASOLINERÍAS

Por qué no se puede fumar, usar el móvil o encender la radio en una gasolinera. ¿Te has preguntado alguna vez por qué debes apagar el motor, el móvil y no fumar en una gasolinera? En realidad, todas las prohibiciones tienen la misma explicación: las chispas y la electricidad.

Grupo Cantón te comparte las prohibiciones de las gasolinerías para su propio bienestar y seguridad.

  1. Fumar

El primer lugar de las cosas prohibidas en una gasolinera es fumar. Por ningún motivo debes prender un cigarro dentro de una gasolinera, ya que la gasolina es altamente inflamable y libera vapor incluso a temperaturas de -40ºC. Una pequeña chispa es suficiente para causar un incendio o explosión.

Aunque la advertencia de NO FUMAR es muy obvia, hay muchas personas que entran fumando a las estaciones de gasolina o que encienden un cigarro mientras cargan su auto. Esto probablemente sucede porque lo tienen como hábito y cuando menos acuerdan, ya encendieron su cigarrillo.

Si alguna vez has visto esto en alguna estación de tu ciudad y no ha pasado nada fatal, probablemente pienses que tal vez el señalamiento de PROHIBIDO FUMAR es un mito, sin embargo, no lo es. Es importante que sepas que el vapor de la gasolina puede provocar un gran incendio si llegara a haber una fuga en la estación, así que por favor ¡no fumes en una gasolinera!

  1. Usar el celular

Hasta el momento no hay evidencia de que haya ocurrido algún incendio por usar el celular mientras alguien carga combustible; no obstante, es importante hacerle caso al señalamiento que lo prohíbe. No olvides que es mejor prevenir que lamentar, y es totalmente innecesario arriesgarse a que la estática que generan estos aparatos desencadene un grave incendio.

Además de lo anterior, usar el celular mientras cargas gasolina puede distraerte y hacerte chocar con una de las bombas despachadoras o con otro vehículo; sin mencionar que puedes atropellar a alguien.  Así que mejor no uses el celular, sólo serán unos minutos.

  1. Dejar el auto encendido

Esto incluye el motor, las luces y la radio. Las razones por las que es de las cosas prohibidas en una gasolinera, es que la electricidad no es compatible con la gasolina. Cuando entran en contacto los vapores emanados por el combustible y la más mínima chispa eléctrica, existe la posibilidad de que suceda un accidente fatal.

 

Por otro lado, según datos del Instituto de Equipamiento Petrolero de Estados Unidos, algunos incendios comenzaron por una chispa generada por algún componente de un motor encendido. Aunque esto ha ocurrido muy pocas veces, lo mejor es reducir al máximo las probabilidades y apagar el auto.

  1. Conducir rápido

Recuerda que una gasolinera casi siempre está acompañada de una pequeña tienda comercial, así que lo más probable es que haya personas circulando alrededor. Por este motivo es imprescindible que reduzcas la velocidad para evitar arrollar a un cliente, transeúnte, despachador, vendedor, etcétera, y para no impactarte contra otro vehículo.

Lo ideal es que circules a menos de 10 km/h para que tengas tiempo de reaccionar en caso de que aparezca alguien repentinamente.

También es importante que si no tienes que cargar gasolina, evites usar la estación para acortar camino, ahorrarte algún alto o huir del tráfico. Eso es algo muy irresponsable y puede terminar en tragedia.

  1. Entrar en dirección contraria

Otra de las cosas prohibidas en una gasolinera es entrar en sentido contrario al marcado por las flechas del piso de la estación. Hacer esto te dejará lejos de la manguera y tendrás que pasarla sobre tu auto, lo cual además de ser muy incómodo, es altamente peligroso.

  1. Estacionarte en la bomba incorrecta

Esto va de la mano del punto anterior, ya que al no tener cuidado con el acceso a la gasolinera te puedes llegar a estacionar en la bomba equivocada. El problema de esto radica en que probablemente cargarás tu vehículo con el combustible incorrecto, lo cual, a la larga, puede dañar tu motor.

Mezclar diésel con gasolina ahoga el propulsor del auto. Para solucionar este problema, es fundamental que vacíes y limpies el depósito antes de ponerte en marcha.

  1. Llenar de más el tanque de tu vehículo

A pesar de que esto es muy poco probable que suceda, puede llegar a ocurrir, lo cual causaría que el combustible se desborde y ponga a todos en peligro. Además de ser un foco de alarma para quienes se encuentren en el lugar o cerca del auto, la gasolina derramada puede dañar la pintura del vehículo.

  1. Bajar del auto

La mayoría de las estaciones de gasolina tienen despachadores para ayudarte a cargar tu tanque de combustible, esto, además de ser más cómodo para ti, reduce el riesgo de que con la tela de tu ropa y del asiento se genere estática y provoque una chispa que cause un incendio. Así que evita siempre bajarte del auto, deja que el despachador haga bien su trabajo. No es necesario que tú abras el tanque o le quites el tapón al depósito de combustible.

También es importante que evites que los niños salgan del auto, ya que ellos no conocen los peligros que hay en una gasolinera y pueden llegar a sufrir accidentes fatales.

  1. Tocar la gasolina

Ya casi llegamos al final de nuestra lista de cosas prohibidas en una gasolinera y sin duda, tocar el combustible es una de las más importantes que debes evitar. Si tus ojos, piel u otras partes del cuerpo entran en contacto con la gasolina, puedes sufrir daños importantes, ya que contiene químicos altamente abrasivos. En caso de que te llegue a suceder, o no hayas podido evitarlo, remoja sin frotar el área afectada con agua tibia y un poco de jabón neutro. Para los ojos, lo mejor es enjuagarlos durante 20 segundos sin tallarlos. Si las molestias persisten, acude a un hospital.

  1. Llenar bidones o botellas con gasolina

Llenar garrafones con combustible te puede poner en peligro, ya que el plástico de estos contenedores, al entrar en contacto con otras superficies del mismo material o que generan estática, pueden causar una chispa que terminará en un incendio o explosión.

MITOS DE LA GASOLINA

La gasolina explota: FALSO.

La gasolina es un combustible y, como tal, arde. El problema es que es muy volátil (se evapora rápidamente) y su vapor sí puede generar una explosión. Es casi imposible hacer explotar un depósito lleno de gasolina, pero se da la paradoja de que sí podemos hacerlo con un depósito vacío. Para que un coche de gasolina explote, la concentración de gases de la evaporación del combustible tiene que ser enorme, y digo «concentración». Un depósito de gasolina vacío explota porque contiene los gases que no pueden salir de él, pero dichos gases se dispersan rápidamente en espacios abiertos. Si tienes la desgracia de ver un accidente, no tengas miedo de acercarte a socorrer a la gente (lógicamente, con precaución): si ves -o hueles- derrames de combustible, lleva un extintor a mano, intenta desconectar la batería y ten claro que puede arder y propagarse rápido, pero no saltará por los aires.

Los coches de gasolina son más peligrosos en caso de accidente: FALSO.

Ésta es buena, incluso he llegado a oír que un deportivo muy famoso es peligrosísimo porque lleva el depósito delante del conductor y en un choque frontal puede rociar de gasolina a los pasajeros y abrasarlos entre los hierros. Hoy en día, para que un depósito de gasolina se rompa en un siniestro, el golpe tiene que ser tan brutal que, lamentablemente, los pasajeros del coche ya habrán fallecido.

Es mejor cargar gasolina por la mañana: VERDADERO.

Éste sí tiene una parte cierta: cuanto más frío está el ambiente, menos evaporación hay. En días muy calurosos del verano puede que sí compense, pero estamos hablando de milésimas de pesos en cada depósito. La mejor manera de ahorrar en las cargas es hacerlo cuando menos tráfico hay y siempre de camino a algún destino, en lugar de hacer un recorrido exclusivamente para ello.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia