Conecta con nosotros
2 vistas -

Opinión

Verano peligroso

Publicada

en

El verano es la estación más peligrosa del año. Así lo indica la historia. ¿Por qué peligrosa?, porque ha sido durante siglos el espacio donde más calamidades le han sucedido al género humano. Es la más violenta de las cuatro, por eso siempre he desconfiado de ella. Así que hay que estar alertas y precavidos.

Por cierto los Nahoas (aztecas), herederos en mucho de los teotihuacanos, sostenían que existió un sol hace 60 mil años, el cuarto sol, cuyos rayos se filtran aun en el verano causando grandes calamidades en el mundo. Eso creían. Y es que, por ejemplo, la primera guerra mundial se desató en el verano, cuando es asesinado el 28 de junio de 1914, el archiduque Francisco Fernando heredero al trono de Austria y su esposa Sofía.

La segunda guerra mundial, también se inicia en el verano de 1939. La primera bomba atómica lanzada sobre Hiroshima por el gobierno de EEUU, también fue en esta violenta estación del año en agosto de 1945.

Y si nos vamos un poco para atrás, fue en agosto de 1819 que se llevó a cabo la célebre batalla de Boyacá, donde las fuerzas de Simón Bolívar derrotaron a los realistas después de 78 días de combates intensos.

También podemos recordar el mortífero sitio a la ciudad de México iniciado por Hernán Cortés, y donde el 13 de agosto de 1521, los Teules, logran derrotar a los valientes mexicanos.

Así fue como cayó la gran ciudad de México ese día de San Hipólito bajo las armas del extremeño aventurero Hernán Cortés. Y es que con el verano hay que tener cuidado.

Uno de los sismos más aterradores que han sucedido en México, se dio el 7 de septiembre del 2017 con magnitud de 8.2 grados en la escala de Richter. Y todos recordamos aquel tenebroso temblor del 19 septiembre de 1985 con magnitud de 8.1 donde murieron más de 10 mil personas y desapareció para siempre el hotel Regis; también en Julio de 1957 con epicentro en Acapulco, hubo otro temblor de magnitud 7.8 que derrumbó el Ángel de la Independencia; y el más reciente el 19 de septiembre del 2019 de magnitud 7.1.

Entonces lo que más nos conviene a todos es estar listos y preparados para cualquier eventualidad. Del 21 de junio al 21 de septiembre, hay que estar permanentemente en vigilia para que nada nos tome por sorpresa porque la historia no falla y nos está avisando.

Acontecimientos locales, nacionales o internacionales que pueden sacudir al mundo y poner en grave peligro las conquistas culturales, económicas y tecnológicas que hacen la vida más placentera en este pícaro mundo que nos ha tocado habitar. Volveré.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia