web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

(Foto: Especial)

Cultura

Ventura Marín: labró gran hazaña del hombre

Sus esculturas son hitos que forman parte del paisaje urbano en Teapa, Emiliano Zapata y Villahermosa.

TABASCO.- Las esculturas de Ventura Marín ponen en un mismo plano a los dioses y los hombres. Sus figuras en bronce gesticulan la heroicidad, la intrepidez y voluptuosidad que hay en los seres divinos y humanos.

La concupiscente Diosa del Usumacinta –una escultura a la entrada del municipio de Emiliano Zapata– con su melena y brazo levantando el vuelo, en plácida sonrisa aérea, se hermana con el sable en alto, el cuaco relinchando y el quepí alzado del coronel Gregorio Méndez Magaña –escultura del héroe tabasqueño a la entrada del municipio de Jalpa de Méndez. En ambas el metal concede la humanización de los dioses o la divinización de los hombres.

 

RINDIÓ TRIBUTO

No es casual que la mayoría de sus obras moldeen la individualidad, y en menor medida lo colectivo. Su cincel y martillo persiguió con buena fortuna a los hombres que hicieron historia, sus bustos dedicados a poetas como Carlos Pellicer y José Carlos Becerra, a periodistas como Luis C. Márquez y Jorge Calles Broca, a escritores como Francisco J. Santamaría o sencillamente a héroes anónimos como su «Homenaje a las enfermeras», expresan su inclinación por lo épico, la gran hazaña que parece salir de la entraña del bronce a la cera perdida.

Fue gracias a esa necesidad de legitimación del Estado moderno, que Ventura Marín colocó a la escultura en el espacio público, algo que se atizó quizá desde los tiempos del gobernador Leandro Rovirosa Wade con el escultor Augusto Escobedo. Sus esculturas se volvieron hitos, un referente para el habitante común en las cabeceras municipales de Teapa, Emiliano Zapata y el Centro.

 

INSPIRADO POR LAS MUJERES

Nacido en Emiliano Zapata en 1934, el arquitecto egresado de la UNAM, no pudo escapar —no quiso escapar— a los embelesos del terruño, la belleza de sus mujeres y sus costumbres ancestrales, como se manifiesta en sus obras la “Mujer Ceiba”, “Teapaneca” y “Danza del Pocho”. Siendo la que generó polémica por su estructura, la de la “Mujer Ceiba” ubicada frente al llamado vaso Cencalli.

 

¡CONÓCELO!

EL FUE VENTURA MARÍN AZCUAGA

Originario de Emiliano Zapata.

Nació el 12 de febrero de 1934.

A lo largo de 63 años de carrer deja un gran legado en la arquitectura.

Fue diputado.

Fundó la C.U.S.A. (Constructora Usumacinta S. A.).

Fundó el Colegio de Arquitectos.

 

 

TOP 5

Conoce sus mejores esculturas

 

 

1.- Mensajero de la Paz

Ubicada: En la Catedral.

Escultura en bronce a la cera perdida con pátinas a fuego.

 

 

 

2.- El escultor

Ubicada: En la UJAT.

Monumento en cantera artificial y en bronce.

 

 

 

3.-  Musas de Pellicer

Ubicada: En el Museo de la Venta.

Escultura en bronce a la cera perdida con pátinas a fuego.

 

 

 

4.- Maternidad

Ubicada: Hospital de la Mujer de Villahermosa.

Escultura en bronce a la cera perdida con pátinas a fuego.

 

 

 

5.- Teapaneca

Ubicada: EnTeapa.

Escultura de bronce a la cera perdida con pátinas a fuego.

 

 

SUS RECONOCIMIENTOS

Destacan su labor en la arquitectura

1987- La UJAT le publicó un calendario de lujo 1987-1988 con sus fotos y poesías.

1996- Dentro de la Feria Tabasco el Instituto de Cultura de Tabasco lo reconoció.

2002- Recibió la “Medalla de oro Ing. Félix Fulgencio Palavicini”.

2007- Recibió el Galardón Excelsis por parte de Global Quality Foundation.

Te puede interesar

Advertisement