Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Las ventas más comunes son de comida.

Ventas sobreviven gracias a Facebook

La red social les ha permitido a aquellas personas que se han visto en la necesidad de cerrar sus negocios ofrecer sus productos sin costo alguno.

Tras el cierre de negocios esenciales en todo el país, diversos micro, pequeños y medianos empresarios han tenido que suspender labores de manera presencial, sin embargo, no de forma definitiva, y es que a través de Facebook muchas empresas se encuentran ofreciendo sus productos y servicios para poder subsistir ante la emergencia sanitaria por coronavirus que se vive.

PÁGINAS VECINALES

Las páginas de Facebook están llenas de anuncios de ventas de cubrebocas, caretas de plástico para afrontar la llamada “nueva normalidad”, en la que esos productos serán de los más utilizados por la población.

Le siguen los anuncios de venta de comida. Pequeñas fondas o restaurantes de todos tamaños ofrecen sus menús del día con la oferta de llevarlos a domicilio. Se ofrecen comidas de fin de semana para familias enteras (carnitas, cochinita pibil, barbacoa, parrilladas, antojitos) y postres de todas las variedades.

OFERTAS

Abundan también mensajes de venta de frutas, verduras y legumbres a domicilio, con la oferta de que todos los productos son frescos, están desinfectados y son llevados directamente de productores o de la Central de Abasto.

En la zona del Valle/Narvarte en la Ciudad de México pueden leerse mensajes de este tipo en Twitter: “Quiero recomendar un montón este servicio de antojos, es una pareja súper trabajadora y todo está súper rico y limpio, así que pídanles mucho porque se quedaron sin trabajo y tienen dos niños”.

Otro mensaje reproducido en varias cuentas vecinales de la alcaldía Benito Juárez ofrece cubrebocas de nivel médico: “Hola amigos, Me quedé sin empleo y estoy vendiendo cubrebocas N95 $150 c/u” y ofrece llevarlos a estaciones del Metro o Metrobús.

Una lavandería es ofertada así: “Éste es el negocio de una amiga querida, se las está viendo negras ¿me echan una mano?”

Una ferretería ya no espera a sus clientes en la zona de Narvarte: “Vecinos, siempre en busca de adaptarnos, estamos ofreciendo nuestro servicio a domicilio, pregunta por el producto que buscas”.

En la zona de San Juan de Aragón, en Gustavo A. Madero, una de la más castigadas en el país por la pandemia las redes sociales son usadas para buscar ingresos.

Con información de Excélsior.