Conecta con nosotros

Tabasco

Nada frena a vapeadores, se venden en tianguis y mercado negro

Pese a su prohibición por decreto presidencial, se comercializan libremente en banquetas del centro de Villahermosa; adolescentes y jóvenes, sus principales consumidores.

Publicada

en

544 Visitas

TABASCO.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, firmó un decreto para prohibir la distribución y venta de vapeadores, los cuales son consumidos mayormente por jóvenes entre 18 y 30 años, y en Villahermosa se venden ¡hasta en las banquetas!

Durante un recorrido de Grupo Cantón en el centro de Villahermosa, se pudo constatar que al menos existen 10 puestos donde se ofrecen estos cigarrillos electrónicos, sin que se pueda verificar que sean originales, pues incluso la piratería ha llegado a los famosos “vapers”, y en muchas ocasiones sus consumidores no verifican la procedencia de estos e incluso ni siquiera saben como identificarlos.

LO BARATO SALE CARO

Su precio entre 200 y 300 pesos facilita que adolescentes y jóvenes, sus principales consumidores, puedan adquirirlos, ya que no existe ley que prohíba su uso.

Detrás de lo “delicioso” que pudiera parecer consumir estos cigarrillos de sabores, se encuentran múltiples efectos colaterales, y al comprarlos en la calle, además de los daños a la salud, se corre el riesgo que sean ‘piratas’.

“Compré uno en el ‘mercado negro’, salió que era pirata y tuve quemaduras en las cuerda vocales, la verdad que es un riesgo”, dijo María Martínez, una vapeadora retirada, quien señaló que después de este accidente los dejó.

Especialistas en medicina han advertido el desgaste de las cuerdas vocales, quemaduras pulmonares, intoxicaciones al momento de ingerir por error el líquido que contienen, y quemaduras de labios, pues en caso de que los cigarros tenga una batería defectuosa, pueden llegar a explotar.

De acuerdo con información de la Comisión Nacional Contra las Adicciones (Conadic), estos productos contienen niveles importantes de metales como cadmio, níquel, plomo, entre otros, los cuales representan un riesgo a la salud.

Advierten que entre los riesgos de consumir estos productos, se encuentra que un cartucho que contiene 5% de sal de nicotina es equivalente a entre uno y tres paquetes de cigarrillos. Estas altas concentraciones de nicotina tienen efectos adversos en el desarrollo del cerebro de niños, niñas, adolescentes y fetos en formación.

Pero los daños no solo son a la salud de sus consumidores, también en el medio ambiente, pues sus altos contenidos de carbono provocan que su tiempo de degradación sea por más de 30 años, según estudios realizados en Europa.

ADVIERTEN LETRA MUERTA

El presidente de la Comisión de Salud al interior de la sexagésima cuarta legislatura del Congreso de Tabasco, Jorge Orlando Bracamontes advirtió que el decreto enviado por el presidente de la nación pudiera quedarse en letra muerta si no se aplican operativos que erradiquen en su totalidad de las calles los cigarrillos electrónicos.

Los productos se venden libremente sobre las calles.

‘Los empecé a usar porque quería dejar de fumar’

Los jóvenes son los mayores consumidores de los cigarrillos electrónicos; es raro no ver alguno de ellos en antros, bares, plazas, fiestas familiares e incluso en templos, consumiendo este tipo de productos, que parecieran no ser nocivos, bueno, a decir de sus consumidores estos no generan un tipo de efecto colateral en su salud.

Rebeca, estudiante de ingeniería, afirma que ella empezó a consumir los “vapers” porque quería dejar de fumar, entonces un amigo se lo recomendó y así fue como empezó a vapear, ella asegura que de su grupo el 80 por ciento consume este producto.

“En mi salón casi todos lo consumimos, son pocos los que no fuman, la verdad esto es mejor que fumar un cigarro de tabaco”, afirmó la joven.

‘VAPEAN’ POR MODA

Elissa secunda la concepción de “Rebe”, pero opina que hoy en día lejos de ser un producto para dejar de consumir nicotina, este se ha convertido en una moda, ya que incluso da cierto estatus.

“Yo no fumaba, pero esta bien tener algo con que compartir con los demás (…), si es una moda, pero no hacemos nada malo”, aseguró la chica.

Así como ellos, al menos cinco chicos más afirmaron que incluso sienten placer al momento de ingerir los “vapers”, pero están conscientes que algún día lo dejarán, ya que afirman habrá algo nuevo que consumir.

Por EDUARDO I. RODRÍGUEZ | AMÉRICA ZAPATA
GRUPO CANTÓN

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia