Síguenos

¿Qué estás buscando?

Pese a sus antecedentes, partidos políticos los adoptaron como candidatos para 'servir a los ciudadanos'.

Tabasco

Van cuestionados a las boletas

Candidatos con negro historial buscan a como dé lugar repetir cargos, pese a las denuncias que pesan sobre ellos.

VÍCTOR ESQUIVEL

GRUPO CANTÓN

A pesar de los numerosos escándalos que han marcado su vida pública, son varios los candidatos con negro historial, que hoy compiten por las presidencias municipales bajo las siglas de los distintos partidos, olvidando las denuncias en su contra por desfalco, cuentas públicas reprobadas y demandas penales iniciadas.

Entre ellos se encuentra, el candidato del PES, José David Ascencio Arellano, quien en el trienio 2004-2006, siendo alcalde por el PRD, fue severamente cuestionado por contratar a Ninel Conde para bailar con ella en uno de los carnavales del municipio, además en enero 2007, fue denunciado ante la PGR, por presunto desvío de recursos federales a campañas electorales.

Posteriormente en su época como diputado local plurinominal (2007-2009) fue acusado de recibir 10 millones de pesos como pago del gobierno para cambiarse a la bancada del PRI y para diciembre de 2007, protagonizó un nuevo escándalo al salir de un table dance en estado de ebriedad y accionando un arma de fuego contra varios parroquianos, por fortuna sin lesionarlos.

A la lista se suma, el candidato del PRD a la alcaldía de Cárdenas , Nelson Humberto Gallegos Vaca, quien, en julio de 2020, tuvo que comparecer ante el Órgano Superior de Fiscalización del Estado (OSFE), por la cuenta pública 2017 del ayuntamiento de Cárdenas de la que fue director de Obras Públicas.

OCULTAN DESPENSAS

Y es que, se detectaron varias irregularidades relacionadas con las obras públicas, de su época como funcionario municipal en la gestión del ex edil, Rafael Acosta León (2016-2018), cuya cuenta fue reprobada por un probable daño patrimonial a la hacienda pública por 68 millones de pesos.

Le siguen Cristóbal Álvarez Brown, candidato del PRI a la alcaldía de Macuspana, quien en el año 2010 fue destituido de su cargo como director de Gestión de la Secretaría de Gobierno, por ocultar despensas y kits de limpieza del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) que pretendía entregar después con fines electorales.

DESVÍOS MILLONARIOS

A su vez, José Eduardo Rovirosa Ramírez, candidato del PES a la alcaldía de Macuspana, tiene reprobadas las cuentas públicas del ejercicio fiscal del 2017 con observaciones no solventadas por 36 millones 198 mil 141 pesos, y 2018 con un pendiente por 328 millones 954 mil 766 pesos, a su paso por Macuspana.

Por otro lado, el ex alcalde de Centro, Gerardo Gaudiano Rovirosa, candidato a diputado federal por Movimiento Ciudadano (MC), a pesar de que tiene iniciada una carpeta de investigación ante la FGE, por un daño a la hacienda pública por más de 44 millones de pesos por una licitación simulada por la renta de equipos de desazolve.

Y es que, a pesar de este negro historial, sólo piden como requisito para ser candidatos, que no tengan sentencias condenatorias en su contra, de ahí que aún quienes han pisado la cárcel, están buscando ser candidatos nuevamente.

tabascohoy.com

Te puede interesar

Advertisement