Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

Vacunación, medios y oposición

Que México sea uno de los pocos países de América Latina que dispone de vacunas contra el Covid 19, ha sido y es una gran noticia, miles o cientos de miles (millones después), son mejor que ninguna, como prácticamente NO las tiene ningún país de Centroamérica ni África.

Después de vacunar (se continúa haciéndolo) a personal médico en segundas dosis, se comenzó con los adultos mayores e igualmente, como se hizo al inmunizar a los primeros, los ataques no se hicieron esperar de parte de la oposición política junto a parte de la cúpula empresarial, ambos sectores “amargados”, rencorosos y hasta vengativos. Ninguno de ellos ha reconocido la capacidad presupuestal del Gobierno Federal, su efectiva gestión con otros gobiernos y laboratorios farmacéuticos que los producen, para obtener el mayor número de biológicos en los menores tiempos posibles.

La mezquindad de gran parte de los medios nacionales de comunicación electrónicos e impresos, secundados por sus grotescos, “ardidos”, vividores y obtusos, “analistas” o politólogos (Leo Zuckerman, Carlos Loret, Vicor rujillo, Hector Aguilar Camín, Denise Dresser, Jorge Castañeda, Ciro Gómez, Carlos Marín, Azucena Uresti, Rafael Cardona, Maricarmen Córtez, Adela Micha, Fernanda Familiar, Raymundo Rivapalacio y un grupo más de “periodistas” hipócritas y ambiciosos materialistas que solo buscan les regresen sus privilegios monetarios, los lleva a señalar sólo las fallas, que desde luego se presentan en operativos de complicada logística.

Ellos las exageran, critican mordaz o burlonamente las cantidades y lapsos de recepción de vacuna, ignorando cínicamente que existe una férrea competencia EN TODO EL MUNDO (especialmente potencias económicas y tecnológicas), por hacerse antes que nadie de las mayores cantidades disponibles de esos biológicos.

No puede tampoco, establecerse comparaciones con naciones como Estados Unidos respecto al número de ciudadanos vacunados; ese país posee una realidad económica, de infraestructura médica y tecnológica notoriamente superior a México que se refleja en un mucho más grande número de inmunizados.

En resumen: dejen trabajar al Gobierno Federal, no se conviertan en ENEMIGOS de la salud pública al mentir desinformando a la población.

Te puede interesar

Columnistas

Columnistas

Columnistas

Advertisement