Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

Vacuna contra el populismo

México alcanzó la mayor tasa de contagios y muertes a causa del coronavirus, lo que revela que esta pandemia está lejos de ser domada. Además, el Plan Nacional de Vacunación ha fracasado en múltiples frentes, desde la adquisición oportuna de la vacuna hasta la fallida estrategia para su distribución y aplicación.

Según datos de la Universidad de Oxford, nuestro país se posiciona en el lugar 46 de 51 naciones en términos de personas vacunadas por cada millón de habitantes. Desafortunadamente, no veo cómo avanzar rápidamente en la vacunación, ya que, el suministro de la vacuna de Pfizer está suspendido hasta mediados de febrero, el Gobierno Federal decidió delegar vacunas a la ONU para que sean enviados a países menos desarrollados y, al día de hoy, la única vacuna disponible es la rusa Sputnik V que, ¡aún no cuenta con la autorización de COFEPRIS!

Por otro lado, la estrategia planteada para la aplicación de la vacuna tampoco tiene ninguna lógica, pues se basa en la distribución prioritaria en zonas alejadas utilizando los centros del bienestar, así como brigadas compuestas por los servidores de la nación. En ese sentido, como Diputada Federal, presenté un exhorto a la Secretaría de Salud basado en cinco puntos:

1)que la vacuna se aplique primero en las zonas urbanas con mayor densidad poblacional y con mayor incidencia de contagios;

2) que se administre en los centros de salud y no en los del bienestar,

3) que las personas que sufren de comorbilidades crónicas, puedan acceder a la vacuna de manera inmediata;

4) que sesione el Consejo Nacional de Vacunación (que no ha sesionado) para que determine la conformación de las brigadas y;

5) que se nos informe periódicamente sobre los montos ejercidos para su compra, distribución y aplicación.

Lo he dicho y lo reitero, la salud de los mexicanos no puede ser un programa electorero, y, menos usarse para beneficiar al partido en el poder. Los ciudadanos debemos tener un acceso universal basado en lo que han determinado los científicos, no en lo que un político considere. ¡SOS! ¡La siguiente vacuna urgente que requiere México es contra este populismo!

Te puede interesar

Columnistas

Columnistas

Columnistas

Advertisement