Conecta con nosotros

Los rios

Va rescate de ingenio Azsuremex en Tenosique

Empresarios de Guatemala están en diálogo para la adquisición de esa agrofactoría que data de los años 70.

Publicada

en

5379 Visitas

TENOSIQUE.- Ubicado a 11 kilómetros de la cabecera municipal de Tenosique, en la carretera a La Palma, el ingenio azucarero Azsuremex, antes ‘Hermenegildo Galeana’, fundado en la década de los años 70 a través de un fideicomiso de gobierno, hoy se encuentra convertido en un monstruo dormido.

El el ingenio, cuya maquinaria fue importada de Holanda, se instaló en 1970 con una producción de 40 mil toneladas de caña, llegando su molienda a 250 mil, y culminó con su última zafra con 180 mil toneladas en el 2018, quedando sin empleo unas 20 mil personas, era el segundo pilar de la economía del municipio, con unos 250 millones de pesos por temporada.

De acuerdo con información de las autoridades municipales, esta agrofactoría que tuvo sus mejores años en los 80 y principio de los 90, será reactivada este año luego de que empresarios guatemaltecos entraran en negociaciones con la empresa.

“Están amarradas las negociaciones con empresarios y expertos que cuentan con otras agrofactorías en el vecino país centroamericano”, señala la fuente.

Señala que para llegar a este acuerdo de compra de Aszuremex, el municipio, estado y federación, han dado todas las facilidades para que las negociaciones en breve se pacten acertadamente.

Entre los proyectos de producción tienen previsto triplicar la producción de caña y de azúcar, activando el empleo y la derrama económica en el municipio.

Cabe mencionar que actualmente se trabajan 4 mil hectáreas de caña con 750 productores pertenecientes a las organizaciones CNC y CNPR, con una cosecha de 250 mil toneladas, por lo que se estima que con los nuevos dueños ésta llegue a las 800 mil toneladas.

70 productores de caña se veran beneficiados con la reactivación de la industria.

PILAR DE LA ECONOMÍA

50 años después de creado el ingenio estaba prácticamente muerto. En la décadas de los 80 fue adquirido por el Grupo Usumacinta, que producía 100 kilos de azúcar por tonelada de caña procesada, hasta en 1989. En ese año lo retomó el mismo fideicomiso y tras cinco años de permanecer en la iniciativa pública, en 1994 pasó a manos de los empresarios ‘Jiménez Sáenz’.

Cada año de zafra tenían que pedir la ayuda económica al estado para no perder la producción ni los trabajos que se generaban. En el 2018 la fábrica fue ‘vendida’ a otros particulares y volvió a quedar sin recursos, y además con una deuda de 7 millones de pesos al gobierno y más lo atrasado de la financiera.

HILARIO PAREDES
GRUPO CANTÓN

tabascohoy.com

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia