Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Dos aspirantes de Morena: Porfirio Muñoz Ledo y Mario Delgado.

Va Muñoz Ledo por mantener el poder

El diputado se ha identificado siem­pre como un “chapulín” que salta de puesto en puesto.

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque el diputado federal, Porfirio Mu­ñoz Ledo es uno de los que tiene mayor experiencia y es favorito entre todos los personajes a ocu­par la dirigencia de Morena, y tiene algunas buenas ideas como la política migratoria que propo­ne, es un chapulín que siempre ha buscado estar junto al poder sin importar el signo ideológico de los gobiernos, por lo tanto, va contra los ideales del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

La contienda por la dirigencia nacional del partido Movimien­to de Regeneración Nacional está en un momento muy tenso, por lo que, por primera vez, quien fue­ra el fundador de Morena, el aho­ra mandatario Andrés Manuel López Obrador, la semana pasa­da se quitó la “investidura presi­dencial”, para regañar y mandar indirectas a los dirigentes y can­didatos de su partido.

Y este es un saco que le queda muy bien a Porfirio Muñoz Le­do, emisario del pasado neolibe­ral que busca hacerse de Morena, quien ha ocupado la mayoría de cargos públicos existentes en el país, solamente le faltó ser pre­sidente de México, aunque sí fue candidato en el 2000 con el PRD.

En medio del regaño a more­nistas, AMLO dijo que “ya al ca­rajo con el oportunismo, con la antigua forma de hacer política, de que me voy a colar, entre comi­llas, y no me importa el pueblo, ni hablan con la gente, no platican, no recogen los sentimientos del pueblo porque traen todavía el esquema antiguo del viejo molde que hay que terminar”.