Connect with us

Hola, que estas buscando?

Bendiciendo a los sacerdotes de la diócesis donde ahora gobierna.

Veracruz de Ignacio de la Llave

Una fiesta espiritual en medio de la pandemia

Con asistentes limitados por la emergencia sanitaria, se llevó a cabo la ordenación al ahora obispo monseñor Roberto Madrigal.

VÍCTOR ESQUIVEL/ ENVIADO ESPECIAL
GRUPO CANTÓN

TUXPAN.- En punto de las dos de la mañana las campanas de la catedral de “Nuestra Señora de la Asunción” repicaron para dar la bienvenida al sexto obispo de Tuxpan, el tabasqueño Roberto Madrigal. 

Antes de convertirse oficialmente en Obispo de la diócesis de Tuxpan, el tabasqueño, oriundo de la comunidad de Iquinuapa en Jalpa de Méndez, departió el pan y la sal con los obispos de la región, entre ello, monseñor Gerardo de Jesús Rojas López, obispo de Tabasco, quien presidió después la misa de su ordenación.  

A pesar de que la pandemia de Covid-19, obligó a que la toma de posesión del sexto obispo de la diócesis de Tuxpan, se celebrara a puertas cerradas y con un número limitado de asistentes, para los más de un millón y medio de feligreses católicos, fue una gran fiesta de renovación de fe. 

EL JURAMENTO 

Por la mañana, las puertas de la catedral de Nuestra Señora de la Asunción, se abrieron sólo para 60 asistentes que presenciaron la profesión de fe y promesa de fidelidad de monseñor Roberto Madrigal Gallegos a la Iglesia y a la diócesis de Tuxpan, debido a la restricción ordenada por las autoridades, debido a la emergencia sanitaria por el coronavirus. 

En el rito ceremonial se abrieron las puertas de la catedral al nuevo enviado del Papa, quien se postró ante el Santísimo y ante el Cristo resucitado para luego alzar la voz emitiendo su profesión de fe y jurar lealtad a la Iglesia y a la diócesis de Tuxpan, desde hoy y hasta su muerte. 

NUEVO ENCARGO 

En este evento canónico, el nuevo obispo recibió de su antecesor Juan Navarro Castellanos, el documento que le acredita como el nuevo responsable de la diócesis, a través de un documento que firmó también el nuncio apostólico, Franco Coppola. 

Acto seguido, el Obispo fue trasladado al seminario menor de Tuxpan, donde en presencia del nuncio apostólico, los párrocos de Tabasco y de la región sur de México, feligreses, diáconos, seminaristas, familiares y autoridades civiles, se llevó a cabo su ordenación episcopal. 

IMPOSICIÓN DE MANOS 

Ahí, se dio lectura a la carta emitida por el Papa Francisco y recibió la unción de los obispos con la imposición de manos, recibiendo después los signos episcopales de su investidura, el báculo, cruz pectoral, anillo y mitra. 

Finalmente, allí dirigió su primer mensaje como Obispo y recibió el ofertorio de los fieles de Tabasco su tierra natal y de Tuxpan, que será su pueblo eclesial que deberá guiar en la travesía de la adoración a Cristo y la salvación. 

Ordenación del 1er obispo tabasqueño.

 

Fue arropado por eclesiales y civiles 

Con el respaldo de los obispos de la región sur del país, del presbiterio y seminaristas tabasqueños y tuxpeños, de sus padres y hermanos, así como de las autoridades civiles y del representante del Papa en México, Franco Coppola, monseñor Roberto Madrigal, recibió la unción como el sexto Obispo de Tuxpan y el primero de origen tabasqueño. 

En el evento de ordenación episcopal, sólo se permitió el acceso de 420 personas, 100 tuxpeños entre sacerdotes, seminaristas, laicos y auxiliares para la organización del evento, así como 170 personas de Tabasco entre sacerdotes y seminaristas y la familia del Obispo. 

El gobernador Adán Augusto platica con el padre del nuevo obispo. 

Entre las personalidades destacan Franco Coppola, nuncio apostólico en México, el obispo de Tabasco monseñor Gerardo Rojas López, Juan Navarro Castellanos Obispo emérito de Tuxpan, el obispo de la provincia eclesiástica de Xalapa y arzobispo metropolitano de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, Rafael Palma Capetillo, el Obispo auxiliar de Xalapa, monseñor Francisco Eduardo Cervantes Merino, Obispo de Orizaba. 

Entre las autoridades civiles que acudieron al evento se encuentran, el gobernador del Estado de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, el alcalde de Tuxpan, Veracruz, Juan Antonio Aguilar Mancha; asimismo, estuvieron sus padres Ernesto Madrigal y su madre Lourdes Gallegos, quienes le aconsejaron mantener la humildad y la alegría que lo han caracterizado. 

Te puede interesar

Advertisement