Connect with us

Hola, que estas buscando?

julio 29, 2021

Un obrero fue ejecutado.

Centro

Una bala lo esperaba en su hamaca

Juan tenía 57 años de edad y vivía en Buena Vista segunda sección. Esperaron que se durmiera para caerle.

Juan se echó en su hamaca color guinda sin quietarse el pantalón, apenas la camisa y los zapatos. Era sábado 12 de junio y, al día siguiente, el hombre de 57 años no iría a trabajar.

La casa de material de don Juan, ubicada en la ranchería Buena Vista Segunda Sección, Sector Río Seco, aún no estaba terminada. Faltaba repellar las paredes y echar el piso de cemento. Pero no llevaba prisa, sabía que en algún momento lo haría.

Don Juan tomó un poco de refresco de una botella de plástico que puso cerca para que su brazo pudiera alcanzarla. Bebió un poco, pero no tardó en quedarse dormido.

VINO DESDE LOS PLATANARES

Afuera, del lado de los platanales, una sombra se desliza con sigilo tratando de evitar cualquier ruido. Avanza sin llamar la atención, procurando amortiguar hasta el choque de sus pisadas en los pedruscos.

Llega al límite de los platanales, y desde allí alcanza a ver la casa sin repellar de don Juan. La misteriosa sombre aguza su oído, y percibe el resoplido lejano del viejo. Es el ronquido del soñador, que reposa en su hamaca.

Sin pensarlo dos veces, el misterioso hombre sale de los platanales y se pega a la pared cacariza, ahora avanza con prisa hasta dar la vuelta a la casa y toparse con la entrada.

Desde donde está nadie lo ve cuando cruza la puerta y de dos grandes zancadas, se topa de frente con don Juan, que duerme a pierna suelta.

El desconocido coloca el arma a la altura de la sien del anciano, y sin titubear acciona el gatillo. Después del estruendoso disparo sale huyendo con rapidez por donde vino.

ALCAZÓ A VER LA SOMBRA

Cuando Gabriela escuchó el disparó ensordecedor muy cerca de su casa, de inmediato pensó en su tío. Sin dudarlo, la sobrina de 31 años salió al patio para ver si don Juan estaba bien.

Pudo ver una sombra fugaz, un bulto oscuro metiéndose entre los platanales mientras ella cruzaba el zaguán para adentrarse al hogar de su tío.

Lo que vio le puso la carne de gallina. Su tío parecía seguir dormido en la hamaca, pero debajo de su cuerpo, sobre el suelo, se había formado un charco de sangre, que provenía de la sien.

LO DECLARAN MUERTO

La detonación y la bulla no tardó en atraer a los vecinos del sector Río Seco, muy cerca de la tienda de abarrotes. Quiso la providencia que pasara en ese momento la patrulla 71640, con el agente José del Carmen zy un elemento más. Al ver la unidad, los vecinos le solicitaron llamara a una ambulancia.

El agente solicitó la presencia de los paramédicos y entraron al domicilio del albañil. Apenas lo vieron supieron que el hombre ya no respiraba. La sobrina Gabriela volvió a contar lo que había apenas visto, pero el agresor ya había logrado escapar en medio de la confusión.

JOSÉ ÁNGEL CASTRO
GRUPO CANTÓN

 

tabascohoy.com

Te puede interesar

Advertisement