Connect with us

Hola, que estas buscando?

Conductor de Uber herido.

Jonuta

Una bala lo esperaba a mitad del camino

Trasladó a una mujer de Guadalajara a Jonuta. Llegando, los hombres intentan robarle el auto. Al resistirse, le tiran un balazo en la pierna izquierda.

JONUTA, Tabasco. — El viaje de Guadalajara a Villahermosa era algo pesado en carretera, pero a Gerardo Arturo Rentería Esqueda, conductor de Uber, no le asustó recorrer 1,443 kilómetros, pensando en el dinero que ganaría.

Aceptó manejar su vehículo Kaia, placas de circulación JRD-8904, para llevar a Yadira hasta donde quería ir. La mujer habría dicho Jonuta, «adelantito de Villahermosa».

En la capital tabasqueña pararon un rato a desentumir las piernas y echar un bocado, pues desde que salieron de la capital tapatía no habían probado bocado.

A pesar de que de inmediato notó el cambio de clima y la pesada humedad al respirar, Gerardo Arturo sintió un alivio cuando la mujer le dijo que ya faltaba poco, le volvió a asegurar que apenas llegaran le pagaría lo acordado por el servicio.

LE DIJO QUE ESPERARA

Cuando vio el enorme letrero que decía «Bievenidos a Jonuta», el conductor de Uber lanzó un gran suspiro.

La pasajera que había venido en todo el camino muy calladita, comenzó a hablar con mucho entusiasmo del lugar.

Apenas entraron al centro le pidió que se detuviera en la calle José María Pino Suárez esquina con Matamoros, cerca del Hotel Gran Usumacinta.

Yadira hizo un par de llamadas avisando que ya había llegado y luego le pidió a Gerardo Arturo esperara dentro del auto mientras ella retiraba el dinero para pagarle.

LO TENÍAN VIGILADO

Mientras esperaba en el interior del Kaia color rojo, Gerardo Arturo no se dio cuenta que dos hombres lo estaban vigilando.

Cuando no pasaba nadie por la banqueta, uno del lado de la banqueta y el otro por debajo de la calle, se metieron a la unidad.

«Este es el Cartel Jalisco Nueva Generación», le dijeron mostrándole un par de armas. «Enciende el auto y avanza», fue la orden.

Asustado, el chofer de Uber encendió la unidad y avanzó unos metros, pero por su nerviosismo apagó el Kaia, que quedó en medio de la carretera.

En ese instante, Gerardo Arturo se lanzó fuera del auto. Una detonación fuerte hizo brincar a medio mundo en el centro.

BALA HORADA PIERNA IZQUIERDA

Auxiliado por los lugareños, Gerardo Arturo fue levantado de en medio de la calle y cargado hacia una orilla. Su pierna izquierda presentaba una herida de bala

Un joven jonuteco hizo una llamada de auxilio para solicitar la presencia de los paramédicos. La patrulla 017 al mando del policía Andrés Morales arribó primero, brindando protección al fuereño, aunque ya los agresores habían huido.

FÉLIX NOLASCO
GRUPO CANTÓN

 

 

tabascohoy.com

Te puede interesar

Advertisement