Síguenos

¿Qué estás buscando?

(Foto: Agencias)

Mundo

Un virus amenazó extinguirnos

Ni la tan temida guerra mundial, ni meteoritos, ni los extraterrestres, fue el SARS-CoV-2 la noticia más impactante en 2020.

Entró el año 2020 y la principal preocupación del mundo era cómo enfrentar la ‘Cuesta de enero’ a causa del desgaste económico del fin del año anterior. Nadie imaginaba que lo que se venía iba a ser peor que una película de terror.

Los gobiernos planeaban el manejo de sus presupuestos, unos por su economía petrolizada y otros, como en el oriente medio, preocupados por una posible guerra, teniendo como principal protagonista a Estados Unidos, pero desde China ya se movía la noticia de que un nuevo virus estaba causando estragos. El año abrió con un sorpresivo bombardeo de Irán sobre Irak a bases estadounidenses, iniciando una tensión por una posible tercera guerra mundial.

El 8 de enero la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán atacó dos bases militares utilizadas por fuerzas armadas de EU e Irak, en respuesta al asesinato del mayor general iraní Qasem Soleimani por las fuerzas armadas de los Estados Unidos el 3 de enero de 2020. Pero la noticia del nuevo Coronavirus empezó a crecer y apuntaban a la ciudad de Wuhan, China, con más de 11 millones de personas, capital de la provincia de Hubei y el centro de población más grande de la región central de ese país.

Los informes señalaban que un mercado de esa ciudad, donde se consumen animales vivos, era el origen del virus SARS-CoV-2 causante del Coronavirus. El brote fue reportado por primera vez por funcionarios chinos el 31 de diciembre. Incluso el mercado fue clausurado, pues vendía animales como mapaches, víboras, roedores, pancolines, zorros y murciélagos para comer, entre varios otros animales silvestres y de mar.

Los médicos especialistas indicaron que el brote se originó de animal a persona, y aunque aún es incierto que animal fuera el vector del brote, muchos especulan que es el murciélago, que se consume en sopa, ya que ya habían sido el origen de otras epidemias de Coronavirus. El virus se extendió por todo China, matando a mil personas en una semana sólo en Wuhan y Beiging, por lo que de inmediato las autoridades ordenaron el confinamiento, la suspensión de actividades masivas y el cierre de fronteras.

El presidente de EU, Donald Trump, acusó que el nuevo virus es un arma de destrucción masiva que se originó en el Instituto de Virología de Wuhan, situación que originó una tensión con China

PRIMER EPICENTRO

Para finales de enero se detecta el primer caso de Coronavirus en Europa. Entre la incredulidad de unos y la indiferencia de todos, el Coronavirus entró a sus anchas hasta convertir Europa en el epicentro de la pandemia. En dos meses los estragos fueron fatales en Portugal, Italia, Francia, Alemania y el Reino Unido.

Los contagios se contaban hasta en cinco mil al día y las muertes sumaban entre mil 500 y dos mil. Cerraron todos los sitios turísticos, como la Torre Eiffeil en París, Francia; ciudades como Venecia, Roma, lo que causó que empezaran a colapsar las líneas aéreas.

Para marzo la presencia del nuevo Coronavirus ya ha sido confirmada en 15 países de América Latina: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, C. Rica, Cuba, Chile, Ecuador, Honduras, México, Panamá, Perú, Dominicana, Paraguay y Venezuela. El primer caso latinoamericano se registró en Brasil el 26 febrero, seguido de México dos días después.

DECLARA OMS PANDEMIA

Ante la extensión del brote de Coronavirus por todo el mundo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) decide declarar al virus como pandemia el 11 de marzo, señalando que no se veía algo similar desde la gripe española de 1918.

Con ello empezaba la carrera contrarreloj para la fabricación de una vacuna que terminara con la nueva amenaza de extinción de la raza humana.

Y también con ello nacía un ejército de héroes en hospitales de todo mundo: médicos, enfermeras, científicos, estudiantes, que trabajaban jornadas hasta de 30 horas para frenar el avance del virus; héroes reales cuyo objetivo era no hacer películas, sino salvar a la humanidad de la terrible pandemia.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, Confirma al Sars-cov-2 como pandemia.

A mitad de marzo la OMS declaró a Europa como el nuevo epicentro del virus, haciéndole el relevo a China que había acaparado el protagonismo de la pandemia.

Para mayo los contagios masivos se trasladaron a Brasil, Ecuador, Colombia, Perú y México, donde miles morían en las calles.

En junio, mientras que en Asia y Europa disminuían los contagios debido al confinamiento, ahora Estados Unidos se convertía en el centro de la pandemia, donde morían miles en las calles, principalmente en Nueva York, lo que obligó al gobierno a abrir fosas para sepultar los miles de cadáveres.

SE CIMBRA EL MUNDO

En medio de todo el miedo por el Coronavirus, el 4 de agosto una tragedia ocurrió en el puerto de Beirut, Líbano. Una explosión de 2 mil 750 toneladas de nitrato de amonio cimbró no sólo a ese país, pues dejó 202 muertos y cientos de desaparecidos. Las impresionantes imágenes dieron la vuelta al mundo en segundos.

El ambiente es desolador en las calles de Beirut.

Te puede interesar

Advertisement