Conecta con nosotros

Entre números

Un Presidente sin agenda

Publicada

en

91 Visitas

Durante esta administración, la presencia de México en la arena internacional se ha deteriorado de manera significativa. Hace apenas unos años, gozábamos de un excelente prestigio y ejercíamos un liderazgo reconocido en congruencia con nuestro peso económico, demográfico, cultural, y por el rol proactivo que estábamos tomando en materia energética. Hoy, la visita del Presidente Andrés Manuel a Washington, muestra exactamente lo contrario.

¿Qué actividades tuvo AMLO durante su visita a DC? Un desayuno con la Vicepresidente Kamala Harris y un diálogo sordo entre ambos presidentes en la sala oval, sin conferencias de prensa, sin visitas de estado y sin reuniones de trabajo con congresistas o think tanks. Evidentemente, el resultado de una visita sin agenda es una visita sin resultados.

Es preocupante la falta de una política exterior audaz y efectiva. Para recuperar el rumbo de la política exterior mexicana se requieren de tres condiciones: solidez económica interna, un rol más proactivo en el escenario internacional, e impulsar una red de alianzas con agendas claras para el interés nacional. Tristemente, ninguna de estas condiciones las tiene nuestra nación en este momento.

Decía Carlos Ugalde que es de países bananeros que los presidentes se reúnan con los embajadores, y dejar fuera a nuestro Canciller y sus subsecretarios del protocolo de negociación o solución de conflictos. Aún peor, fue ver al presidente mexicano confundir una reunión bilateral con su clásica mañanera, intentando dar clases de historia al líder de la potencia más importante del mundo.

México es un país grande, joven, diverso y con recursos naturales. Somos la 15ª economía del mundo, el décimo país más poblado y el decimocuarto en territorio, pertenecemos al G-20 que es el grupo de países más importantes del globo, somos un vínculo entre América del Norte y América latina, con más de 11 mil km de litorales que nos conectan a través de dos océanos con el resto del mundo. Por nuestra importancia, era prioritario impulsar una renovada visión estratégica con nuestro socio comercial más importante, una que nos llevara a discutir y acordar temas relevantes como la seguridad, el tráfico ilegal de armas, drogas y personas, y por supuesto, todo lo relacionado a la conservación de nuestro medio ambiente. Adicionalmente, si buscamos crecer económicamente, necesitamos un plan de infraestructura regional y el desarrollo de fronteras eficientes y seguras; articular corredores de transporte multimodales desde Estados Unidos hasta el centro y sur del país y armonizar toda la regulación que nos impide avanzar con la misma dinámica estadounidense.

Por eso, lo único que rescato de esta visita es el papel de empresarios mexicanos. Liderados por Francisco Cervantes, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, vimos a Gina Diez Barroso, a Carlos Slim, Antonio Del Valle y Arturo Saval, entre otros, comprometidos para que ambas naciones continúen con la cooperación económica, inversión y desarrollo.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia