Conecta con nosotros

Opinión

Un náufrago sin luz

Publicada

en

MIRIAM MARTÍNEZ - Miriam Carolina Martínez Lópe - MIRIAM MARTÍNEZ
245 Visitas

¡Llama por favoor! ¡soy un cero a la izquierda!…Un náufrago sin luz!…canción popular.

Parece que este es el grito desesperado de nuestros estudiantes, los recientes eventos ocurridos por una médico residente, generó que todas las instituciones del estado, tanto educativas, de salud, procuración de justicia, seguridad pública, el gobierno del estado, sociedad civil, la ciudadanía tabasqueña, todos, todos, respondiéramos casi al unisonó ante la posible desaparición forzada de nuestra estudiantes. Al final, ella no recuerda haber escrito o generado ningún mensaje de auxilio ni escrito, ni de voz. ¿Qué paso?? ¿Que nos está ocurriendo??

Miles de jóvenes se graduaron entre 2020, 2021 y principios de 2022, en nuestra institución educativa y en el resto del país, nunca nos detuvimos a pesar de las dificultades para poder concluir en forma todos los procesos de enseñanza-aprendizajes, cumplimos en tiempo, porque la pandemia abrió espacios de trabajo particularmente para el área de la salud. Dejamos a medio camino dos de los procesos definitorios de la formación médica: el Internado Rotatorio y el Servicio Social, que permiten la madurez psicológica, el sentido de pertenencia, la formación resiliente ante las adversidades, la resolución de problemas bajo presión, el trabajo en equipo y la responsabilidad por el otro, bases fundamentales en la formación socioemocional.

El Examen Nacional de Residencias Médicas, en este mismo periodo, apertura más del doble de Plazas para especialidades Médicas, con el objetivo de lograr a mediano plazo cubrir los recursos humanos faltantes en sector salud. Provocando que por ejemplo en la DACS/UJAT pasaramos de 156 Residentes en 2019 a 620 en 2022.

Aquellos jóvenes que en los dos años recientes lograron un espacio en los posgrados de medicina, son los mismos que se titularon durante ese tiempo.

Entrar a un hospital conlleva un sistema, donde el aprendizaje y la discusión es por jerarquías desde el subdirector de educación y calidad, titular de la especialidad, jefe de servicio, medico adscrito, los residentes de más alto nivel, además de cumplir el programa educativo de la universidad sede, consistente en: revisar casos clínicos, dar conferencias, asistir seminario de educación, generar y concluir un proyecto de investigación, escribir un artículo científico, asistir a congresos etc., haciendo casi 56 horas/trabajo a la semana y para muchos de ellos, es la primera vez después de años de confinamiento que se encuentran solos, lejos de casa, familia, pareja y amigos.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia