Conecta con nosotros
96 vistas -

Mundo

Un mundo nos vigila; reconoce EEUU 510 avistamientos Aéreos No Identificados

Pilotos de la Armada y Fuerzas Aéreas de Estados Unidos son los que han reportado los últimos avistamientos.

Publicada

en

Los avistamientos de Fenómenos Aéreos No Identificados (FANI en español y UAP en inglés) —como fueron renombrados los Objetos Voladores No Identificados (OVNI)— están en aumento, reconoce el informe de la Oficina de la Dirección de Inteligencia Nacional (ODNI por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

Los datos muestran cómo se han disparado los casos desde que en marzo de 2021 se presentara un informe preliminar que hablaba de 144 avistamientos de Fenómenos Aéreos No Identificados registrados a lo largo de 17 años. A partir de la difusión de este reporte y hasta agosto pasado se tienen 247 informes nuevos de estos Fenómenos Aéreos, a los cuales se suman 119 avistamientos previos que no habían sido descubiertos cuando se hizo el primer reporte preliminar.

Es decir, hasta agosto de 2022 el Gobierno de EU tenía contabilizados 510 informes de Fenómenos Aéreos No Identificados.

La Oficina de Resolución de Anomalías (AARO por sus iniciales en inglés) —creada el año pasado por el Pentágono para analizar los FANI— y la ODNI explicaron que el aumento de avistamientos “se debe en parte a una mejor comprensión de las posibles amenazas que pueden representar” los Fenómenos Aéreos No Identificados “ya sea como peligros de seguridad de vuelo o como posibles plataformas de recopilación de adversarios, y en parte debido a la reducción del estigma que rodea” el tema.

En este sentido, el informe emitido por el Pentágono aseveró que de los 366 avistamientos registrados después de marzo del 2021, 195 han sido reconocidos como globos (163), drones (26) y aves, fenómenos meteorológicos o residuos aéreos como bolsas de plástico (6); mientras que el resto de éstos (171) presentaban “características de vuelo o capacidades de rendimiento inusuales y requieren un análisis más detallado”.

De acuerdo con la ODNI han sido diversos pilotos de la Armada y las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos quienes han reportado la mayoría de los últimos avistamientos. No obstante, la sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos destacó que muchos de éstos carecen de datos que atribuyan que, en efecto, se traten de FANI.

Por otra parte la Oficina de Resolución de Anomalías y la ODNI descartaron el hallazgo objetos de origen extraterrestre, sin embargo recalcaron que tienen sospechas de implicación por parte de Gobiernos extranjeros.

“Siguen produciéndose incidentes en espacios aéreos restringidos o sensibles, lo que pone de manifiesto la posible preocupación por la seguridad de los vuelos o la actividad de recopilación de datos por parte de adversarios”, apuntando así que, la mayoría de éstos, “suponen un riesgo de colisión para los medios aéreos”.

En junio del 2022 la NASA dio a conocer que empezaría a examinar los FANI con ayuda de un equipo compuesto por 16 investigadores independientes, dirigidos por el astrofísico David Spergel, presidente de la Fundación Simons en la Universidad de Nueva York City.

“Dada la escasez de observaciones, nuestra primera tarea es simplemente recopilar el conjunto de datos más sólido que podamos”, explicó Spergel a través de un comunicado. “Identificaremos qué datos (de civiles, gobiernos, organizaciones sin fines de lucro, empresas) existen, qué más debemos tratar de recopilar y cómo analizarlos mejor”, añadió.

Además de analizar los FANI, la Oficina de Resolución de Anomalías tiene como objetivo informar sobre cualquier movimiento que pueda suponer una amenaza, además de “incluir cualquier objeto no identificado que se mueva bajo el agua, en el aire o en el espacio”.

Finalmente, en el informe se asegura que tanto la AARO como la DOD seguirán sumando esfuerzos para la identificación de FANIs y el estudio de éstos.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia