web analytics
Connect with us

Hi, what are you looking for?

Voces

Un canto a la hipocresía

Mientras cientos de mexicanos comienzan a sentir los embates económicos en el país muchos otros desde su casa de cuerna, su departamento en Miami, su casa en Teques o la de Acapulco cantaron #CielitoLindo con la intención de ser empáticos con un México que no necesita canciones, necesita que las micro, medianas y grandes empresas no dejen caer al país en medio de la pandemia.

A pocos días de comenzar la tercera fase, cientos de mexicanos perdieron su empleo sin poder hacer nada para encontrar una solución económica inmediata pues el país se encuentra paralizado sin poder crear nuevas oportunidades laborales.

El dólar sigue a la baja y los hidrocarburos por fin encontraron un comodín para los embates económicos que golpearon el crudo durante algunas semanas.

Es interesante como siguen transcurriendo las semanas donde miles de mexicanos levantan su voz en redes sociales para condenar al sector trabajador del país que sale todos los días en búsqueda de un poco de alimento; mexicanos pudientes que no entienden la empatía que necesitará el país en la tercera fase.

Es interesante como algunos políticos lograron colgarse del tema para confundir a cientos de mexicanos confundidos que tan solo buscan en quién pague por lo malo del país en vez de buscar soluciones. El expresidente brillante de Felipe Calderón, el talentosísimo periodista Carlos Loret de Mola o el atrevido youtuber Arturo Islas Allende son tres de los más destacados “mediocres” que se atreven a cobrar miles de millones de pesos de sectores privados para seguir mitiéndole a todos los mexicanos.

Ese sector, el de los pudientes que cantan #CielitoLindo en redes sociales son los primeros que deberían de darse la oportunidad de ver las necesidades que tiene México después de haber sido gobernado por ladrones que saquearon el país y hoy encuentran en el Gobierno Federal al responsable de años y años de saqueos.

Advertisement. Scroll to continue reading.

El sector de salud privado recibió cientos de millones de pesos que hoy servirán para que muchos de ellos ayuden contra la pandemia y descrubrí cientos de mensajes de gente “pudiente” que paga su servicio en aquellos hospitales que no le permitan el acceso a personas que no pueden pagar ese servicio. Así de hipócrita esta sociedad dividida que reitero; mientras unos cantan #CielitoLindo otros le piden al cielo tener algo para comer y no perder su empleo.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Te puede interesar

Copyright 2020. Todos los derechos reservados. Organización Editorial Acuario S.A. de C.V.