Síguenos

¿Qué estás buscando?

De las ultimas apariciones de el joven Luis Armando Alfaro de León (playera azul), hoy muerto, junto a su madre y hermano.

Seguridad

“Tus hijos serán los hijos de un asesino”

A cinco días de haber sepultado a su Luis Armando, la señora de León exige se castigue a los culpables. Acusa complicidad de las autoridades.

JOSÉ ÁNGEL CASTRO

GRUPO CANTÓN

CHIAPA DE CORZO, Chiapas. – A cuatro días de haber sepultado a su hijo, la madre de Luis Alfaro escribió a los supuestos amigos que lo asesinaron: «Qué pensabas cuando le quitaste la vida y amedrentaste a alguien indefenso? ¿Qué sentiste mientras callabas con golpes sus gritos de súplica?».

Luis desapareció el martes 16 de marzo, después de haber pedido permiso para ir a una fiesta, en compañía de otro amigo que pasó por él.

Como no regresó a dormir esa noche, la madre angustiada fue a buscar al compañero con el que salió su hijo, creyendo que ambos estarían juntos.

Luis no estaba, sólo el cuate con el que salió, este informó a la señora que su amigo se había quedado en la fiesta. La madre anotó la dirección. Nunca imaginó que encontraría sin vida al día a su vástago, en un patio de una casa del Fraccionamiento Jardines del Grijalva.

Según relatos de los vecinos días antes habían construido la fosa donde enterrarían el cádaver de la víctima; al que se encontró atado de manos y lapidado.

QUERÍAN OCULTAR EL CRIMEN

El joven, de apenas 21 años de edad, había sido medio enterrado en un hoyo, cavado días antes de que ocurriera el crimen, según contaron algunos vecinos de la calle Jacaranda.

«Con brutalidad abusaste de la fuerza en contra de mi hijo y escondiste su cuerpo, pretendiendo ocultar tu crimen», recriminó la madre en la misiva dada a conocer en redes sociales al despiadado asesino y su cómplice.

Algunos residentes de los edificios aledaños confirmaron no sólo la larga fiesta sino también una fuerte discusión entre los invitados esa noche. La música a todo volumen impidió que oyeran los gritos de dolor y auxilio del joven Luis.

«Ante tanto sufrimiento que nos has ocasionado sin merecerlo, no puedo imaginar lo que piensas de tus acciones. Dejas muerte, dolor y calumnia desde temprano, en tu existencia. Tus hijos serán siempre los hijos de un asesino», sentenció la señora de León.

Gracias a que unos vecinos se asomaron desde la azotea, la progenitora pudo localizar el paradero de Luis. Uno de sus pies sobresalía de la tierra recién removida.

«NO TENGO PERDÓN PARA TI»

De acuerdo a los primeros reportes policiales, Luis presentaba huellas de haber sido atado y lapidado con crueldad antes de morir.

En la misiva escrita una semana después, la madre acusa a las autoridades de encubrir al autor del crimen y su cómplice, a pesar de que existen evidencias hasta de «una playera manchada de sangre inocente».

Aunque la Fiscalía General del Estado, a través de la Fiscalía de Distrito Centro, abrió una carpeta de investigación por el delito de homicidio calificado, no se ha realizado hasta el momento ninguna detención ni se ha informado nada a los deudos.

La madre de Luis ya tiene plenamente identificados a los supuestos amigos que asesinaron a su hijo. Se trata de Carlos Rafael «Z» y Erick «G», quienes el día en que la madre se presentó a preguntar por Luis, se escondieron en la casa y hasta ahora no han dado la cara.

Los amigos de Luis y su novia, junto a la madre y hermano, esperan justicia. «No tengo la capacidad ni la voluntad de perdonarte nunca. Cuando mataste a mi hijo, nos mataste también a nosotros».

 

 

Te puede interesar

México

Advertisement