web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Muchos han tachado a la pareja de irresponsables, pues en Nuevo León (y todo el país) muchas personas han tenido que dejar viajes, vacaciones, ceremonias como estas, y demás cosas para evitar esparcir más el coronavirus.

Tunden a Samuel García, por casarse en plena pandemia de coronavirus

El senador regiomontano por Movimiento Ciudadano, atacó al gobierno federal por no aplicar más estrategia contra el COVID-19, pero él no hace caso a las recomendaciones de la “Sana Distancia”.

Ahora sí que como diría el gran poeta y amigo, Sammy Perez, el amor no deja de ser… Muchos de ustedes seguro ya ubican bien a Mariana Rodríguez, influencer regia que hace unos meses perdió una de sus chanclas – desde entonces cada que vemos su nombre en las tendencias de internet nos tiene preguntando “¿Ahora qué hizo”–, y a Samuel García, Senador de Movimiento Ciudadano en Nuevo León que básicamente es conocido por eso. Pues bueno, una vez más esta parejita ha dado de qué hablar casándose en plena pandemia del coronavirus COVID-19.

Y es que como saben, mucho se ha criticado a ambos personajes por ser hacer o decir cosas que parecen medio inconscientes, y por supuesto que esta ocasión no es la excepción. Lo decimos porque Mariana y Samuel, en plena pandemia de coronavirus que tiene a México cada vez más cerca de una crisis, y que ha obligado a muchas personas a cancelar varios de sus planes, han decidido casarse en Nuevo León.

Pero primero el chisme de la boda
Fue el diario El Norte, de Grupo Reforma, quien dio a conocer que Samuel García y Mariana Rodríguez se casaron la noche de este viernes en la Catedral Metropolitana de Monterrey, en una ceremonia que fue a puerta cerrada (en serio, las puertas de la Iglesia fueron cerradas con candados) y a la que asistieron alrededor de 20 familiares e invitados. Y sí, todo sucedió una semana después de que en el estado se prohibieran eventos de este tipo.

Más tarde y casi a la fuerza, Mariana Rodríguez confirmó la noticia en su cuenta de Instagram, en donde publicó un video de cómo llegó al altar. Eso sí, en su publicación la influencer básicamente detalló que aunque México está en un mal momento y eso provocó que su boda –que estaba programada para el 16 de mayo– no fuera como ella la imaginaba, al final decidió adelantar la boda porque de todos modos ni iban a ir todas las personas que tenían contempladas. Ahora sí que aplicando el “más vale tarde que nunca”.

La mentira es lo que más duele, mano.
Pero, más allá de la ceremonia religiosa, el problema en el chisme de hoy es la la mentira que Mariana Rodríguez Cantú dijo a sus seguidores, pues hace unas horas, en una dinámica de preguntas en su perfil de Instagram, uno de sus seguidores le preguntó qué iba a pasar con la boda, a lo que ella respondió que se realizaría si todo mejoraba o que se cancelaría en caso de que la crisis por coronavirus se pusiera mal, cosa que no fue así porque casi se casaron a escondidas.

Muchos han tachado a la pareja de irresponsables, pues en Nuevo León (y todo el país) muchas personas han tenido que dejar viajes, vacaciones, ceremonias como estas, y demás cosas para evitar esparcir más el coronavirus –que por el momento tiene 717 casos confirmados y 12 personas fallecidas en México– y no poner en riesgo a las personas más vulnerables ante el virus.

Acá van algunas reacciones que ha tenido internet al respecto:

Y ya ni hablamos de la boda civil, que se llevó a cabo un día antes de que Nuevo León suspendiera todos los eventos sociales, y en donde los invitados se pasaron por el arco del triunfo las medidas de Susana Distancia.

En fin, la boda de Mariana Rodríguez y Samuel García solo nos reafirma dos cosas: la primera que en México la gente que tiene dinero puede hacer lo que se le hinche la gana, y que los influencers y la clase política jamás dejarán de sorprendernos.

Con información de Sopitas.