web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

La delegada municipal, Guadalupe Betancourt López, se lamenta de la terrible situación.

Macuspana

Truena la pesca y los cultivos en Macuspana

Los desbordamientos de los ríos Puxcatán y Tulijá han destruido a su paso las cosechas.

MACUSPANA, TABASCO.- Más de 700 familias de comuni­dades como Miguel Hidalgo, José Colomo y los Bitzales, e dedicadas al campo y la pes­ca, permanecen bajo el agua, a raíz del desbordamiento de los ríos Puxcatán y Tulijá.

“Miles de hectáreas de sembradíos y pastizales se encuentran inundadas, des­de hace más de un mes no hay tierras en donde sembrar, ni cosecha que esperar, acá no llega la ayuda humanitaria y las aves de traspatio se han ido acabando”, expresó Gua­dalupe Betancourt López, de­legada de ranchería Miguel Hidalgo, segunda sección.

 

INVADE EL PEZ DIABLO

Por otro lado, la pesca tam­bién se ha dificultado, debido a que, con el incremento en el nivel de los ríos, se generó una invasión de pez diablo, que se atora en las redes y se come el alimento de las especies nati­vas como la carpa, castarrica, pinta, paleta, bobo, tenguaya­ca, entre otras especies.

“El nivel del agua al inte­rior de las viviendas supera el metro y medio de altura, y debido a que han permaneci­do por más de 30 días entre el agua, los tapancos ya no sir­ven de mucho”, afirmó

 

Te puede interesar

Advertisement