Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

Tristeza: accidentan a pareja mientras entregaba mandados; 3 niños quedaron solos

No llegaron las hamburguesas debido a que la motocicleta en que viajaba el encargado de la entrega de mandaditos “Mande Usted” fue impactada por otra motocicleta sobre la carretera.

REFORMA, CHIAPAS.- No llegaron las hamburguesas debido a que la motocicleta en que viajaba el encargado de la entrega de mandaditos “Mande Usted” fue impactada por otra motocicleta sobre la carretera Reforma-Boca de limón a la altura de Halliburton.

Familiares solicitan apoyo económico para la cirugía con un costo de 65 mil pesos a unos de los lesionados.

Los hechos  ocurrieron alrededor de las 7 de las noche cuando la pareja de motociclistas, Emir Mendoza de 32 años y María Esther Núñez de 31 años, con domicilio en esta localidad y quienes trabajan en la empresa de mandaditos, se trasladaban en una motocicleta Itálika hacia el sector La Lucha de la ranchería Vicente Guerrero.

Sin embargo al llegar a la altura de la empresa Halliburton, fueron impactados de frente por otra motocicleta que circulaba sin luces, lo que ocasionó que los dos trabajadores de la empresas Mandaditos fueran impactados contra el pavimento, ocasionándose fractura  y lesiones en diferentes partes del cuerpo, al igual que el conductor de la motocicleta responsable del accidente.

Hasta el lugar llegaron las unidades de emergencias de Protección Civil, trasladando a los lesionados al Hospital General de esta ciudad donde, debido a sus lesiones, Emir Mendoza tendrá que ser intervenido quirúrgicamente en un hospital de Tabasco, a donde fue referido.

Debido a que los dos jefes de familia permanecen hospitalizados, sus  tres hijos quedaron solos en casa, por lo que sus familiares solicitan el apoyo de la ciudadanía para el pago de los gastos quirúrgicos, con un costo de 65 mil pesos.

Los familiares de la pareja  lesionada, dejaron un número de cuenta 4152313547484373 del banco Bancomer, a nombre de María Esther Núñez, para que las personas de buen corazón que deseen, puedan apoyar con algo para realizarle la cirugía.

Por su parte, el presunto culpable se encuentra a disposición de las autoridades, para que responda por los daños que ocasionó a la familia.