Conecta con nosotros

Perra brava

Tren y poesía

Publicada

en

3289 Visitas

Los problemas del Tren Maya no sólo desatan el coraje, sino la nostalgia personal y la memoria colectiva: un sueño retardado.

Otros asuntos distraen al columnista. En todos, casi, la descomposición social —López Obrador dixit—.

Que si la corrupción en Tabasco, con el infamante primer lugar nacional; los curas fornicarios, los feminicidios, las luchas por las plazas… y nacionalmente los periodistas asesinados.

Hoy, viernes, es bueno un preámbulo al descanso, con la añoranza del tren que nos aviva unas fotos del Tren El Chepe, enviadas por mi amigo Carlos Hernández Olivares, en su reciente viaje con su familia.

Lo que veo me recuerda al Ferrocarril del Sureste, en cuyos derechos de vía se asienta, en buena parte, el proyecto del Tren Maya. Claro sin esos túneles que el recorrido de El Chepe tiene. Diría el poeta Julio Herrera Reissig: “Y en tanto, entre las roncas alarmas de los perros,/ el tren se hunde en el túnel, como un ciclón de fierros”.

No es el lujoso tren que nos venden, resurrección cuatroté del FFCC del Sureste. El tren ha sido, a veces, lujo. Lo leo en Rubén Darío: “Y entra en su Londres en el tren, y en asno a su Jerusalén”. El Chepe es como el viejo tren de la añoranza. Vieja máquina, viejos carros, pero funcionan.

La poesía también me llega, tren acompasado en los recuerdos, con la salida de Rogelio Jiménez Pons.

Un poco de limpieza, de usar la escoba 4T: “y no sólo la barrendera de la historia sino también el tren de aseo de la historia y el chofer de bulldozer de la historia”, me dice Roque Dalton.

Limpieza necesaria. Y mano dura ya… En el propio poeta salvadoreño la receta: “Porque si no/ el niño-pueblo seguirá chulón/ apuñaleado por los ladrones más condecorados/ ahogado por tanta basura y tanta mierda”.

Hoy, viernes, la saudedad del ayer, con José Angel Buesa: “Recuerdo un pueblo triste y una noche de frío/ y las iluminadas ventanillas de un tren./ Y aquel tren que partía se llevaba algo mío,/ ya no recuerdo cuándo, ya no recuerdo quién”.

tabascohoy.com

 

 

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia