Conecta con nosotros
107 vistas -

Unis y Más

Transición Energética: Tres cosas importantes que debes saber

Se puede definir como un proceso de cambio de una o varias actividades y formas de producción de energía, esta puede estar compuesta por energías renovables o no renovables.

Publicada

en

TABASCO.- La transición energética no es un concepto ni un método nuevo en nuestra historia, ya que en el pasado hemos hecho esta transición, como lo es de la madera al carbón y del carbón al petróleo.

 Antecedentes: Aunque existen similitudes en el concepto, las razones y prioridades de hacer esta transición es la necesidad de proteger al planeta de la cadena de acontecimientos que se pueden generar si seguimos con esta explotación, producción y comercialización desmedida; haciendo hincapié en los indicios a los que ya estamos expuestos.

Razones: La transición energética actual nos demanda acciones climáticas para la reducción del calentamiento global, esta fue la coyuntura que permitió a los países consensuar y llegar al Acuerdo de París que entró en vigor el 04 de noviembre de 2016.

Entre las directrices una de los ejes rectores es reducir gases de efecto invernadero, así como las emisiones de carbono (CO2) para mantenernos en el margen de 1,5 grados de temperatura hacia el año 2050; también llevar a la priorización fuentes de energía como la eólica, solar, geotérmica, hidroeléctrica y marina por mencionar algunas.

Futuro: Tener una normativa equilibrada ha sido parte de las directrices para priorizar la transición energética, esto quiere decir que todo un esquema de acción a mediano-largo plazo, y en conjunto con sino todos, la mayoría de los países; permitiría a nuestro planeta mitigar mucho de los fenómenos que lo amenazan. Otro reto que pasa por la adecuada integración de nuevos actores, como los prosumidores (productores y consumidores a la vez), las comunidades energéticas, la movilidad eléctrica o el almacenamiento energético, que a su vez proveen nuevos servicios energéticos, como son la gestión activa de la demanda, o la provisión de servicios de flexibilidad y de balance a los gestores de las redes de distribución o transporte, a través de los agregadores independientes de demanda y de recursos energéticos distribuidos.

Esto sin duda alguna supone un reto para todos y cada uno de nosotros, pero las consecuencias sino aportamos a estos cambios pueden ser irreversibles y catastróficas.

Ing. Geofísico Jorge González | Consejero Nacional de Políticas Públicas por Tabasco

Redes Sociales
Twitter: @Jorge_HGonz
Facebook: Jorge González
Instagram: @jorgeuhg

 

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia