Conecta con nosotros

Tabasco

Tranchos ‘muerden’ vía electrónica en Villahermosa

Agentes de la PEC aceptan ahora sobornos por transferencia electrónica; cámara de videovigilancia capta modus operandi de policías corruptos. Mientras esto sucede se permite la circulación de vehículos con placas ‘chuecas’.

Publicada

en

3929 Visitas

Es lunes. El reloj marca las 16:50 horas. Dos patrulleros de la Policía Estatal de Caminos marcan el alto al conductor de una camioneta con placas del estado de Chiapas, que circula sobre el periférico de la ciudad de Villahermosa.

El agente vial se acerca al vehículo, saluda con respeto al conductor y enseguida desprende de su tabla unas fotocopias. El hombre permanece dentro, cruzado de brazos y escucha atento cuál es su falta.

La matrícula de su vehículo no aparece en el Registro Público Vehicular (REPUVE); puede estar clonada, falsificada o ser una placa sobrepuesta. Los agentes tendrían que haber hecho una consulta al registro nacional, como parte del protocolo policial y enviar la unidad al corralón. Pero no le levantan ni siquiera la infracción.

El uniformado, enfundado en una casaca amarilla fosforescente, regresa a la patrulla, su compañero le alcanza un pedazo de hoja, lo coloca a lado de sus papeles y se acerca de nuevo al automovilista, quien paciente espera.

Enseguida le dicta una numeración, el conductor hace una operación rápida en su celular, a los pocos segundos la termina y muestra la pantalla al agente de tránsito. No conforme con ver, el policía saca su teléfono y toma una fotografía a la pantalla. Ambos verifican que todo esté correcto, el agente le devuelve sus documentos y sellan el acuerdo con los puños. Son las 17:07 horas. Todos contentos.

Esta secuencia quedó registrada por una cámara de seguridad privada. Evidencia uno de los tantos modus operandi de los agentes de la Policía Estatal de Caminos para ejecutar las llamadas “mordidas”, sin mayor recato y a plena luz del día. Se han modernizado, pues ahora ya reciben dinero electrónico, por transferencia.

PRÁCTICA COMÚN

Mientras esto ocurre, en la ciudad es común observar todos los días y frente a los ojos de la autoridad a unidades circulando con placas vencidas o antiguas, matrículas que van ocultas debajo de micas que impiden verlas e incluso vehículos sin placas.

Camilo, es agente de tránsito desde más de dos décadas y refiere que esta evidente anarquía es alimentada por la corrupción. “En los operativos nos hemos topado con vehículos que no vienen en regla y lo primero que nos dicen los conductores: trabajamos para fulano, luego piden hablar con el comandante y ya viene la orden: déjalo ir, dale facilidades”.

Héctor Vera, miembro del Colegio de Abogados de Tabasco, sostiene que existe un innegable relajamiento por parte de las autoridades para aplicar la Ley de Movilidad, el jurista señala que las unidades vehiculares que circulan con placas “chuecas” generalmente se utilizan para cometer delitos, como son robos, extorsiones y secuestros. “Hay policías que prefieren no meterse con ellos ni arriesgar la vida, porque ya saben quiénes son y por eso los dejan que circulen”, afirma.

UNA MORDIDA INSTANTÁNEA

Imágenes captadas en un punto del Periférico de Villahermosa, del modus operandi de agentes de la Policía Estatal de Caminos (PEC).

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia