Conecta con nosotros
2 views

Tabasco

Impunes apuestas de caballos en el estado

En todos los municipios se realizan competencias ecuestres, bajo pretexto de los ‘usos y costumbres’.

Publicada

en

429 Visitas

NACAJUCA.- De la fiesta y la euforia a la tragedia que terminó en luto. Así fueron las últimas horas del domingo, el día, la tarde y la noche siguiente para los habitantes de la ranchería La Cruz, quienes consternados y aún incrédulos despidieron a Jorge Frías de Dios, el aficionado que muriera tras ser arrollado durante la carrera de caballos que se celebró el Día de Santiago Apóstol, la fiesta patronal del poblado Tucta.

“Era un hombre alegre a quien le gustaba la fiesta y sobre todo los caballos”, describió Margarita Domínguez, quien lo conoció desde joven, cuando competía como jinete. El domingo 26, como era su costumbre cada año, acudió con su familia a la tradicional gran carrera de caballos para clausurar los festejos al Señor Santiago.

“Le gustaba eso de las cabalgatas, pastoreadas y las carreras de caballos, pero él ya no corrió ahorita porque ya está un poco grandecito, pero no se qué le pasó, se descuidó; estábamos juntos ahí con él cuando llegamos. Pero trató de cruzar la vía donde iban a correr los caballos, pero como no había una línea para que corrieran los caballos, la gente estaba amontonada y no se dio cuenta que ya venían los jinetes cuando se atravesó”, relató Joaquín Sánchez Jiménez, amigo de Jorge de toda la vida.

• Jinetes acudieron al sepelio en la ranchería La Cruz.

HUBO OMISIONES Y EXCESOS

Un hecho impensado pero al mismo tiempo prevenible. Una combinación de errores de organización, de excesos de los asistentes y omisiones de las autoridades, que toleran las carreras de caballos que se realizan en la comunidades de forma clandestina, bajo el amparo de llamados usos y costumbres.

Así ocurre en todos los municipios del estado, pese a que en estas competencias se llevan a cabo apuestas, se comercializan bebidas embriagantes y acuden menores de edad. Además, congregan a miles de personas, por lo cual ameritan la presencia de cuerpos de auxilio y de Protección Civil.

NO ES LA PRIMERA VEZ

Vicente Hernández, presidente del patronato de los festejos religiosos en Tucta, dijo que no es la primera vez que ocurren accidentes similares; hace 15 años también murió una persona arrollada, en otra ocasión dos jinetes se impactaron pero solo los animales perecieron.

Pero aún cuando se conoce lo que ocurre, ninguna autoridad interviene. El delegado municipal del poblado Tucta, José María de la Cruz, dijo que estas carreras las realizan particulares y no cuentan con anuncia de las autoridades.

“Protección civil y la policía nos apoyan, cuando se les requiere, pero en las carreras no porque son carreras que hace la gente del pueblo y para las que no se pide anuencia y prácticamente aquí se han hecho desde hace muchos años así”.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia