web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Aprende de manera fácil a congelar los alimentos según su tipo.

Tips para congelar y dar más vida a tus alimentos

Cada alimento tiene sus propias características por lo que no todos siguen el mismo proceso de congelamiento para su conservación y preservación de sabores.

A raíz del confinamiento como medida de seguridad para evitar la propagación del coronavirus, las rutinas de las personas se modificaron, entre ellas, el estilo de vida y el consumo alimenticio.

Muchas personas cometen diversos errores en este proceso, y creen que con sólo meter al congelador algún producto es más que suficiente, cuando esta técnica tiene distintas reglas. Alejandro García, especialista en gastronomía y docente de la compañía edtech Aprende Institute te comparte los consejos de los expertos restauranteros para que los lleves hasta el congelador de tu casa y mantengas la calidad de tus alimentos.

1.- No todos los alimentos se congelan, ni lo hacen de la misma forma. Si vas a congelar carne, esta debe limpiarse y cortar en porciones para uno o dos días, cada una debe guardarse en una bolsita de plástico. El pescado se debe envolver en papel aluminio para conservarlo de mejor manera.  Existen otros alimentos que no aceptan la congelación pues pierden sus propiedades, texturas y su sabor, como es el caso de la leche y sus derivados, como el yogur o el queso. Al igual que con las verduras, las frutas no se congelan bien en su estado natural. Por ello, una opción es pelarlas y cubrirlas de almíbar, para que conserven mejor su sabor y textura.No es conveniente volver a descongelar. Esta es la regla de oro, pues puede provocar la pérdida de calidad del producto. Cada vez que se vuelve a congelar algún alimento, pierde sabor y textura, y se pueden guardar bacterias lo que aumenta el riesgo de intoxicación. Por ello, lo mejor es sacar del congelador la ración que se va a consumir.

2.- No tardes en congelar los alimentos. Mientras más fresco esté el producto es mejor guardarlo en el refrigerador. También debes guardar trozos pequeños, en el caso del pescado, es mejor cortarlo y reservarlo así. El tiempo que debe durar dentro del congelador dependerá de cada alimento, por ejemplo, el pollo puede estar hasta un año, mientras que el pescado solo 3 meses.

3.- Usa los recipientes adecuados para guardar. Los que están homologados están bien identificados con anagramas, estos son los ideales para congelar, mientras que, para meter en el microondas, ocurre lo mismo. El recipiente también debe ajustarse a la cantidad de alimento.

4.- Descongela de forma segura. Lo mejor es meter el alimento en el refrigerador una vez que lo sacamos del congelador, dejándolo varias horas para que vaya adaptando su temperatura. Es recomendable ponerlo siempre sobre un plato que recoja el agua y así no generar un cúmulo de bacterias. Ya que, si se saca y se deja a la temperatura ambiente de la cocina, el cambio brusco de temperatura podría arruinar la comida.

Es importante saber que no todos los alimentos tienen las mismas propiedades ni reaccionan igual al frío, por lo que hay que tener una serie de consideraciones para conseguir sacar el máximo partido a tu congelador sin perder de vista que el resultado final debe ser siempre nutritivo y saludable. Para conocer más sobre higiene, seguridad y conservación de alimentos, puedes consultar cursos online y aprender de los procesos y recomendaciones de chefs y expertos restauranteros.

 

 

 

 

Con información de Publimetro