Conecta con nosotros

Vector X

Tiempo de definiciones

Publicada

en

345 Visitas

Sigue el efecto dominó provocado por el destape del secretario de Gobernación, Adán Augusto López, a manos del presidente Andrés Manuel López Obrador ante diputados federales de Morena. Las fichas se mueven en el tablero. Encuestas y adhesiones van dando forma al juego sucesorio del partido en el poder.

Sacudidos, Marcelo Ebrard y Claudia Sheinbaum promovieron sus propios aplausómetros durante eventos del candidato a gobernador de Hidalgo, Julio Menchaca, donde los asistentes lanzaron arengas a favor de cada uno. En política, lo sabemos, hasta lo espontáneo está preparado. En Tabasco, se empezaron a decantar algunos personajes con miras al proceso interno de Morena. Aquí, Jesús Alí fue el primero en pronunciarse a favor de Adán Augusto. “Me encantaría verlo en la Presidencia de la República”, le dijo en entrevista a Jesús Sibilla.

Alí conoce de definiciones y lealtades. No habla de pluralidad ni de ambivalencias.

Hace poco, el gobernador Carlos Manuel Merino también expresó su beneplácito por la inclusión de Adán entre los finalistas por la candidatura de Morena considerando que “garantizaría la continuidad en el proyecto del presidente López Obrador”. Esas muestras de adhesión, iniciadas por Alí, deben irse acumulando con el paso del tiempo. Habrá de todo, quienes se abran y quienes se agachen. Cuando hay convicción, no existen dobleces.

Hamaqueando la Cámara Jaime Lastra y Emilio Contreras deberían hacer algo para desentumir la actual legislatura local y evitar su inscripción como la más improductiva de la historia reciente. Les encargaron el congreso para trascender, no para vegetar. El calor los agobia. No se legisla con declaracionitis. Ni hamaqueándose. Eso cualquiera lo hace… hasta la oposición. ¡Ánimo!

LA MORRALLA

Ni pinta ni da color Alberto Nuila, director de Obras Públicas del Centro. Parafraseando a los porristas, ni se ve ni se siente. Villahermosa, ciudad en caos * Se desinfló el Chelo Cano en Cunduacán. Entró como Juan Camaney y ahora no hace ni tururú * Lidercillos del poblado Quintín Arauz quieren sacar raja de la construcción del puente sobre el río Usumacinta. Hasta cuotas laborales y económicas le exigen a los constructores. Vivillos.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia