Conecta con nosotros

Tabasco

Terminarán ciclo escolar ¡con escuela en ruinas!

La primaria José Luis Castillo Olivé es el reflejo de las 3 mil 600 en mal estado de Tabasco; el techo, ventanales y la barda están a punto de caer.

Publicada

en

289 Visitas

TABASCO.- Desde el cielo pareciera estar todo bien, pero al interior de la escuela primaria “José Luis Castillo Olivé”, dos salones de clases se encuentran en mal estado, y por ello los padres de familia de la Ranchería Lagartera Segunda Sección en Centro, se encuentran preocupados.

En caso de presentarse un movimiento telúrico el techo podría colapsar, dejando así al menos 130 niños sin aulas para continuar con su desarrollo estudiantil, advierten ingenieros constructores.

Alejandra, una de las madres de los pequeños estudiantes de esta escuela, teme que la techumbre caiga sobre su hijo.

“Que Dios no lo quiera, cae una barda en alguno de nuestros niños, como mamá nadie quiere perder a sus hijos, nadie los quiere perder”, expresó Alejandra Ramos a Grupo Cantón.

El deterioro y falta de mantenimiento ha provocado que una de sus trabes esté a punto de colapsar, solo depende de un par de fragmentos de concreto, y en el suelo se encuentran restos de escombros que se han desprendidos del techo.

URGE EL MANTENIMIENTO

Ventanales, rejillas, mallas y hasta la barda perimetral forman parte de la lista de quejas que los tutores tienen, y que se comparten en 3 mil 600 escuelas de Tabasco, así lo confirmó en entrevista la titular de la Secretaría de Educación de Tabasco (Setab), Egla Cornelio Landero.

“Son temas que no los he ocultado, como se los he dicho, tenemos toda la infraestructura que requiere mantenimiento y en eso estamos, y en el municipio de Centro como ustedes saben, tenemos más de 600 escuelas de Educación Básica que tenemos el proyecto de ir dándole mantenimiento, pero es el recurso que estamos esperando”, expresó la doctora Landero.

La hija de Araceli tiene debilidad visual, por ello busca una solución para evitar una desgracia, pues no se imagina cómo sería la vida sin su hija, ya que hasta las varillas del techo se pueden apreciar a simple vista. “Me da miedo que mi hija se acerque demasiado y que le caiga el techo encima”, declaró.

Las trabes de la barda corren el riesgo de caerse.

Padres temen por la integridad de sus hijos.

PIDEN ESCUELAS DIGNAS

La petición de los padres de familia de esta escuela es que sus hijos tengan instalaciones dignas, para contribuir en el crecimiento de las nuevas generaciones de estudiantes.

“Cuando mi niño iba saliendo, se desplomó un pedazo del techo y estuvo a punto de darle en la cabeza”, relató Tila, otra madre de familia, quien expresó que su reclamo solo es un grito de auxilio.

“Nosotros estamos pidiendo que las autoridades nos apoyen”, sentenció.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia