Conecta con nosotros
4 vistas -

Tabasco

Termina abuelo su primaria a los 75 años

Apoyado por José, asesor del IEAT, Don Antonio tuvo el entusiasmo de continuar con sus estudios.

Publicada

en

TABASCO Aunque algunas décadas los separan en edad, el mismo tiempo los colocó en el momento y lugar correctos para romper esa barrera; es la historia de Antonio Solórzano Nambo, persona de la tercera edad, quien gracias a las asesorías que le brindó el joven preparatoriano Jorge Guadalupe Pérez Zapata, oriundo de Tenosique, fue inscrito en el programa de enseñanza para Adultos.

Años de experiencia y el ímpetu de la juventud se dieron la mano en esta historia de éxito. Cuando Jorge Guadalupe supo que podía realizar su servicio social como asesor educativo del IEAT no lo dudó y de inmediato se sumó a la tarea de compartir sus conocimientos.

Esta experiencia de vida que lo llevó a conocer a don Antonio, del poblado Rancho Grande, a quien asesoró en sus estudios de primaria.

“Yo le llevé el apoyo hasta su casa; aquí su humilde servidor se siente orgulloso de usted don Antonio, porque a pesar de su edad tiene el anhelo de estudiar”, fueron las palabras que Jorge Guadalupe expresó al ahora egresado al momento de recibir su certificado, a quien motivó a continuar con su propósito de concluir su educación básica.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia