Connect with us

Hola, que estas buscando?

julio 24, 2021

Columnistas

Tercer secretario de Hacienda

Como es costumbre en este gobierno, iniciaron por el último paso saltándose lo primero, olvidaron que en México hay controles para evitar abusos del poder, de ahí que nuestra Constitución establezca que ciertos miembros del gabinete requieran ser ratificados o nombrados por la Cámara de Diputados.

Ese es el caso de Rogelio Ramírez de la O, el tercer Secretario de Hacienda de este gobierno, que fue nombrado por el paisano presidente en sustitución de Arturo Herrera, pero que no puede entrar en funciones plenas sin ser ratificado por nosotros, los diputados federales.

El artículo 74 de la Constitución establece que es una facultad exclusiva de los diputados federales ratificar al Secretario de Hacienda; incluso el artículo 89 dice que cuando el secretario no sea ratificado, deberá dejar de ejercer su cargo.

¿Qué se puede hacer entonces? Podría entrar en funciones alguno de los subsecretarios; pero lo que es un hecho es que Ramírez de la O no puede tomar decisiones como titular hasta en tanto esta ratificación suceda.

Como ex presidente de la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana celebro que de nuevo un colega sea designado para llevar las riendas hacendarias de la nación, mismas que conllevan a retos implícitos extremadamente complejos:

1) La deuda pública ha incrementado de 2018 a la fecha en más de $2 mil millones, lo que representa un aumento de 42% al 53% como porcentaje del PIB.

2) La falta de apoyos durante la pandemia de COVID-19 se tradujo en una economía que cayó más 9% el año pasado.

3) La pobreza aumentado y más de 10 millones de personas se han sumado a sus filas en los últimos 3 años.

Insisto, es urgente que el Secretario de Hacienda inicie legalmente, que se hagan los acuerdos políticos inmediatos y se convoque a un periodo extraordinario para su ratificación; mismo que debe ser presencial, ya que el acuerdo que nos rige para reuniones virtuales no incluye nombramientos o ratificaciones.

La falta de ratificación de un secretario envía un mensaje que no genera confianza y menos certidumbre a la inversión, México ya no debe perder más. Espero que este secretario sea el bueno, ¡a la tercera va la vencida!

tabascohoy.com

Te puede interesar

Advertisement