web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

YASMÍN OSORNIO

CDMX

Tenía síntomas del covid, pero le dijeron que era embarazo

“Los doctores decían que por el Covid a nadie le daba diarrea y que tenía una infección estomacal o estaba embarazada”

CDMX.- Para Yasmín Osornio el saber que padeció Covid-19 al principio fue una sorpresa para ella pero después fue temor.

Pero su sorpresa fue mayor cuando le dijeron que no era Co­vid, que lo más probable es que era embarazo.

Además, señala que el simple hecho de saber que podría conta­giar a su familia, principalmente a su hijo, la hizo aislarse de inme­diato.

Afirma que lo primero que le llegó a la mente al saber que tenía Coronavirus es que termi­naría entubada en el hospital y que además podría contagiar a su familia.

Recuerda que un domingo fue a visitar a su familia y por la no­che empezó a sentirse mal, por lo que al recurrir a un médico y con­tarle los síntomas, de inmediato le señalaron que estaba infectada del mortal virus.

Hoy reflexiona y afirma que finalmente no le fue tan mal, por­que tuvo el apoyo de su familia quienes la ayudaron a cuidar a su hijo durante la enfermedad.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Reconoce que cuando le dio el Covid no había tanta infor­mación, por lo que como todo el mundo no estaban preparados para hacer frente a una enferme­dad de ese tipo.

Hoy que está recuperada afir­ma hace un llamado a cuidarnos porque todos somos vulnerables y mientras uno dice que eso no me va a pasar, al final todos esta­mos expuestos.

 

-¿Cómo te contagiaste?

La verdad no sé cómo me contagié. Sólo puedo decirte que fui a visitar a mi familia y un domingo en la no­che fue cuando me sentí mal.

Le marqué a mi doctor y él vía telefónica me dijo que tenía los sín­tomas del Covid-19 y que me reco­mendaba que me quedara en casa.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Todos los días estuve hablando con él, porque los médicos tam­bién tienen miedo y no querían acercarse.

 

-¿Cómo fue tu tratamiento. Tuviste miedo?

El problema del Covid en esos días es que los síntomas aún eran un poco confusos y se po­día pensar que tenías otro tipo de padecimiento.

Al tercer día yo ya tenía dia­rrea, dolor de cabeza y de cuer­po, temperatura, y fue en ese momento que mi médico par­ticular me dijo que me repor­tara con los servicios de salud estatal, para que me hicieran la prueba.

Hablé al famoso 01 800 para que me hicieran el examen de Covid y sólo una vez me llamaron para la cita para que me tomaran la muestra y hasta ahí.

Advertisement. Scroll to continue reading.

El problema es que el examen del Covid me lo hicieron mal, porque apenas si me rosaron con el Isopo la punta de la lengua y ni siquiera me hicieron la toma de la muestra de la nariz.

Los resultados me los entrega­ron cuatro días después, y según esto era negativo.

Incluso los doctores que me atendieron me decían que por el Covid a nadie le daba diarrea y que probablemente tenía una infección estomacal o estaba embarazada. Al escuchar eso mi médico, insistió que tenía Covid y me dio la medica­ción para tratar la enfermedad.

 

-¿Y qué fue lo que hiciste?

Pues al no convencerme de los resultados, le pedí apoyo a uno de mis familiares que es médico que atendía en una clínica de Covid.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Me revisó y también me dijo que tenía los síntomas del Coro­navirus. Lo curioso es que no tenía falta de aire y al final decidí hacer­les caso y tomar todos los medica­mentos que me recomendaron.

 

-¿Qué mensaje te deja este epi­sodio de tu vida?

Primero que en esos días no es­tábamos preparados para hacer frente a una enfermedad de este tipo; no había información y mu­cho menos una orientación para saber cómo cuidarse o proteger a nuestra familia.

En el momento que me sentí mal, me aislé y dejé de ver a mi hijo 15 días. La ventaja que tuve es que además de tomar los medicamen­tos adecuados, hago ejercicio, bajé de peso, no fumo, me alimento bien y procuro tomar vitaminas, y pienso que so me ayudó mucho a superar esta enfermedad.

El mensaje que me deja es que todos somos vulnerables y mien­tras uno dice que “eso no me va a pasar”, al final todos estamos ex­puestos. Hay que cuidarse porque aún en estos días hay gente que si­gue siendo incrédula y dice que eso no le va a pasar.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Te puede interesar