Conecta con nosotros
80 vistas -

Tabasco

Tendrán los restaurantes un ‘respiro’

Los corredores gastronómicos Yokot’an en Nacajuca y El Bellote en Paraíso, se alistan para recibir a comensales.

Publicada

en

VÍCTOR ESQUIVEL
GRUPO CANTÓN

Los corredores gastronómicos Yokot’an en Nacajuca y El Bellote en Paraíso, serán las opciones de esparcimiento que tendrán los tabasqueños que decidan quedarse en la entidad para evitar contagiarse de Covid-19.

Violeta Isidro, presidenta de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera, dijo que este sector operará con las mismas restricciones de aforo que marca el semáforo naranja, y con los protocolos sanitarios establecidos.

La representante de los restauranteros consideró “que esta temporada para el sector gastronómico, será como un pequeño ‘respiro’ después de estar ahogados durante casi un año. Estas son las fechas que la gente aprovecha para salir a comer en familia”, expresó.

En el corredor El BelloteChiltepec, un total de 120 establecimientos cuya cocina se caracteriza por los platillos de mariscos, se alistan para recibir también a los paseantes.

CON MEDIDAS

A través de redes sociales, han dado a conocer a sus clientes de la apertura de sus servicios, tomando las medidas sanitarias de prevención y con al menos el 50% de su capacidad operarán.

Incluso aseguraron se han preparado con capacitaciones para mantener los protocolos sanitarios con la finalidad de evitar rebrotes de Covid-19.

Consideró que también se verán beneficiados “los restuarantes que se ubican a las orillas de las carreteras, porque hay circulación de turistas que van hacia las playas de Ciudad del Carmen, Campeche, Mérida y Cancún.

Mientras tanto en la zona de Nacajuca, a pesar del cierre de al menos una decena de restaurantes, los empresarios del ramo consideran que esta temporada servirá para recuperar el desplome de hasta el 70% en sus ventas que sufrieron por la pandemia.

Y es que al igual que los comerciantes, los restaurante más los  horarios y la reducción de la capacidad de atención a los clientes, generando con ello pérdidas económicas significativas.

“Todo esto de la pandemia sí nos ha pegado muy fuerte, el año pasado tuvimos que cerrar por más de 3 meses y ahora , la venta bajó muchísimo incluso los fines de semana hemos tenido una caída del 60 o 70%”, afirmó Ramón Córdova Chan, empleado del restaurante El Manguito.

Pese a las vicistudes y el duro golpe que ha sufrido el sector que ha provocado recortes de personal, los restauranteros de esta zona confían en que esta temporada permita por lo menos saldar deudas como impuestos y luz.

tabascohoy.com

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia