Conecta con nosotros

Astillero

Tamaulipas, candente

Publicada

en

279 Visitas

 

  • CABEZA DE VACA ARREMETE ● DURANGO: CONTRA VITELA ● PODERES OSCUROS, INVOCADOS

En Tamaulipas y Durango se concentra la mayor tensión de los seis estados en que el próximo mes habrá elecciones de gobernador (y de otros cargos públicos, dependiendo de la entidad federativa).

Los estudios de opinión pública señalan que los tamaulipecos estarían encaminados a darle claramente la victoria a Américo Villarreal, de Morena, sobre el panista César Verástegui, apodado el Truko, y en Durango se muestra reñida la pelea entre Marina Vitela, formalmente morenista (en realidad, parte de un grupo priista ahora pintado de guinda), y Esteban Villegas (expresamente priista), postulado por Va por México (PRI, PAN y PDDlqq).

Pero han entrado en juego, en el último tramo de la contienda, elementos peligrosos: Francisco Javier García Cabeza de Vaca, aún gobernador de Tamaulipas, ha decidido volcarse en apoyo de suTruko, enderezando acciones penales y amedrentamiento hacia opositores./

Ayer, por ejemplo, la Fiscalía General del Estado de Tamaulipas giró órdenes de presentación al presidente municipal de Ciudad Victoria, Eduardo Gattás Báez, y de aprehensión a la presidenta de Nuevo Laredo, Carmen Lilia Cantúrosas (hija de Carlos Cantú Rosas, quien presidió el prooficialista Partido Auténtico de la Revolución Mexicana durante una década); ambos presidentes militan en Morena.

La desesperación de Cabeza de Vaca ha generado la aprehensión de un dirigente sindical (acusado de delitos electorales, ya liberado) y del secretario del ayuntamiento de la capital del Estado, Hugo Reséndez (para información confiable sobre Tamaulipas, los portales www.enun2x3.info y www. elefanteblanco.mx, dirigidos respectivamente por Martha Olivia López y Carlos Manuel Juárez).

La embestida de Cabeza de Vaca contra el morenismo, que va en alianza con los partidos Verde y Del Trabajo, utiliza un ingrediente sumamente riesgoso en la realidad tamauilipeca, el presunto financiamiento a políticos del partido guinda por parte del empresario Sergio Carmona Galindo, asesinado en Nuevo León el 23 de noviembre del año pasado. A Carmona se le señaló como partícipe de negocios ilegales, entre ellos el robo y venta de combustible (huachicol).

En una entidad como Tamaulipas, donde el crimen organizado impone reglas y decide circunstancias políticas (recuérdese la ejecución del candidato priista a gobernador, Rodolfo Torre Cantú, a unos días de las elecciones de junio de 2010, en que era absoluto puntero), usar este recurso para tratar de frenar tendencias electorales o de provocar conflictos postelectorales es una medida que corresponde al hecho de que Cabeza de Vaca necesita conservar el poder estatal a como dé lugar, para evitar el cumplimiento del desafuero federal que podrá aplicarse cuando deje la gubernatura y enfrente acusaciones judiciales que deberían llevarlo a la cárcel.

En Durango ha arreciado la difusión de noticias que buscan detener el supuesto ascenso de Marina Vitela Rodríguez, postulada por Morena y aliados, frente al priista Villegas, apoyado por el gobierno estatal panista a cargo de José Rosas Aispuro Torres.

Bajo la firma de “redacción”, en un diario editado en la Ciudad de México se publicó este miércoles una nota en la que se señalan presuntos actos de corrupción que involucran a hijos de la candidata morenista y a otros políticos duranguenses. Vitela rechazó tales señalamientos y envió un mensaje directo a su adversario Villegas, asegurando que este sabe que son falsas las acusaciones.

Durango es otra de las entidades norteñas en donde el peso del dinero de origen oscuro y la complicidad política con el crimen organizado imponen resultados.

Y, mientras una interpretación forzada colocaba ayer a Ricardo Monreal en la lista oficial de corcholatas 2024, cuando en realidad el presidente López Obrador solo dijo que “tiene derecho, todos”, que no lo excluye: “no, a nadie, no, no, no”, pues “hay muchos y muy buenos, mujeres y hombres, afortunadamente en el movimiento de transformación”, ¡hasta mañana!

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia