web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

Tabaco afectaría músculos y huesos

El consumo de tabaco que no sólo es malo para los pulmones, ya que está directamente relacionado con los infartos y el cáncer.

Hay que entender en primer lugar que el tabaco por definición no es bueno. Pero es importante que pensemos también que no sólo es malo para los pulmones sino que a su vez está relacionado con los infartos y con el cáncer, y hay más ‘dianas’ que no tenemos en cuenta.

Asimismo, el experto puntualiza que el tabaco presenta más implicaciones en la masa ósea, facilitando las fracturas, especialmente las de cadera, cuantificadas entre un 30 y un 100% más entre quienes fuman. “Sólo por eso, el tabaco tiene un efecto negativo sobre la salud musculoesquelética”, mantiene el doctor.

Igualmente, llama la atención sobre el efecto perjudicial del tabaco sobre nuestros músculos, articulaciones, y junturas tendinosas y musculares, llegando a facilitar entre los fumadores entre un 25 y un 75% más de riesgo que los no fumadores de padecer problemas osteoarticulares y musculoesqueléticos.

A su vez, el también Catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Barcelona menciona otras complicaciones derivadas del tabaco y relacionadas con la recuperación de los pacientes:

En los fumadores, las fracturas llevan más tiempo de recuperación, ya sean por contusión, por accidente, o por la cirugía que afecta a los huesos, como es el caso de un reemplazo de cadera o de rodilla. Tanto en la cirugía traumatológica y ortopédica, las complicaciones son más frecuentes en los fumadores. Esto es así por la regeneración ósea, que es más lenta entre quienes fuman, y además de peor calidad”.

El doctor Esteve Fernández señala asimismo que, tras cualquier intervención quirúrgica, ser fumador supone “un riesgo añadido muy considerable” a la hora de contraer infecciones quirúrgicas.