Conecta con nosotros

Tabasco

Supervisan cuenca de río Samaria por extracción de Peñitas

IPCET y Conagua supervisan la cuenca baja ubicada en Nacajuca luego de que se tomó la decisión de aumentar el gasto de la presa Peñitas a 948 metros cúbicos.

Publicada

en

407 Visitas

Personal del Instituto de Protección Civil del Estado de Tabasco (IPCET) y la Dirección Local de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) supervisaron este jueves la cuenca baja del río Samaria, en el municipio de Nacajuca, como parte de los protocolos de prevención diseñados para garantizar la seguridad de la población.

En el recorrido de campo, las instancias pertenecientes al Consejo Estatal de Protección Civil dieron seguimiento a posibles efectos derivados de la política de extracción autorizada por la Comisión de Manejo de Presas del Río Grijalva.

Lo anterior, luego de que se tomó la decisión de aumentar el gasto de la presa Peñitas a 948 metros cúbicos por segundo como promedio semanal, en el contexto de una medida que tendrá vigencia durante el presente mes.

Los titulares del IPCET, Mauro Winzig Negrín, y de CONAGUA, Francisco Zebadúa Alva, confirmaron que los brazos del río Samaria, denominados Calzada, Belén y Pastal, no están afectando a los centros de población de la zona.

Sin embargo, se identificaron anegaciones en alrededor de 15 mil hectáreas de terrenos en la ranchería Oxiacaque.

El encargado de la Subgerencia Técnica de la Dirección Local de CONAGUA, Luis Antonio Cabrera, explicó que este efecto es resultado de la entrada de agua proveniente del río Calzada hacia siete canales de comunicación con dicha zona, lo cual está impactando en áreas dedicadas, principalmente, al pastoreo de ganado.

Durante la inspección, se revisaron las condiciones del río Pastal, sin que se observarán afectaciones a población y/o terrenos.

Mauro Winzig subrayó que por instrucción del gobernador Carlos Manuel Merino Campos se mantendrá un monitoreo permanente en los cuerpos de agua que cruzan la zona, y se reforzará la comunicación con autoridades locales y la propia población.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia