web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

Superar la muerte de un ser querido

Cuando fallece un ser querido hay una gran triste­za que invade el corazón, queda una sensación de va­cío, y surgen infinidad de preguntas: ¿Qué ocurre con las personas que mueren? ¿Nos encontraremos luego con las personas que amamos?, ¿Cómo superar el do­lor ante la muerte del ser querido?… Cuestionamien­tos a los que se trata de dar respuesta -en muchos casos- acudiendo a los amigos o acercándose a grupos de apoyo frente al duelo, entre otros.

Pero estas respuestas que necesitamos las encontra­mos mejor en la Biblia que en su contenido ofrece luz y esperanza.

Comencemos afirmando que la muerte física no es el fin Al fallecer sólo muere el cuerpo, pero el alma queda, el espíritu no deja de existir; trasciende, es in­mortal.

¿Qué es la muerte? La muerte no tiene la última palabra: la vida no termina, se transforma. Es una metamorfosis. Los hombres que creen en Jesucristo viven en la esperanza de la Resurrección. La muer­te nos revela lo que el hombre es: “polvo y ceniza”. La muerte es fin, pero también inicio. La muerte es el pa­so a la eternidad. Morir en la gracia de Dios significa conquistar la meta, el abrazo eterno del Padre.

Te puede interesar

Advertisement