Conecta con nosotros

Opinión

Sucesión: paralelismos, Ebrard y Monreal

Publicada

en

116 Visitas

“Con que se desveló ayer”, le dijo Luis Echeverría a Carlos Andrés Pérez, presidente de Venezuela cuando visitó nuestro país en 1975, días aquellos previos al destape del sucesor de Echeverría en la presidencia.

La noche anterior, Pérez había cenado en la casa del hermano de su homólogo mexicano,  acompañado de Cantinflas y Mario Moya Palencia.

Afectado por las secuelas de la bohemia, Carlos Andrés respondió: “Bueno presidente, ando averiguando quién va a ser su sucesor”, y de inmediato recibió la réplica de su anfitrión: “No se anda averiguando  oyendo piano, presidente; mejor véngase conmigo y yo se lo voy a decir”.

No se puede descifrar de mejor manera  la política mexicana que entendiendo la cultura del ejercicio vertical del poder ahora apuntalado y legitimado por encuestas.

Ayer y hoy, lo que importa es sólo un voto.

Eso no ha cambiado a como tampoco los golpes bajo la mesa.

Un maestro en el arte de aporrear a sus adversarios fue, sin duda, Manuel Camacho Solís, jefe político de Marcelo Ebrard.

En 1993, como regente de la CDMX, Camacho gozaba de los afectos del entonces presidente Carlos Salinas y se esmeraba en socavar a sus oponentes.

Uno de sus principales colaboradores, Marcelo Ebrard, operaba las triquiñuelas, como sucedió cuando un grupo de manifestantes fue golpeado por la policía frente las oficinas de la Secretaría de Desarrollo Social a cargo de Colosio, su principal contendiente quien salió airoso de ese conflicto y al final se quedó con la candidatura del PRI a la presidencia del país.

Así juega ahora Ricardo Monreal cuya desventaja en el proceso interno de Morena lo impulsa a descalificar a los tres punteros de la candidatura presidencial. Es quinta columna.

En fin, paralelismos y mezquindades de nuestra política.

La Morralla
Mientras la delincuencia le aprieta el pescuezo al pueblo cardenense, diez policías y dos patrullas custodian a la presidenta del DIF, Mayté Paloma Yris Zapata, hija de la alcaldesa * En Cunduacán, el próximo viernes por la tarde serán inauguradas las oficinas del Voluntariado Humanista que preside Lupita Custodio * ¿Será verdad que Anitita Castellanos, presidenta municipal de Paraíso, está perdiendo el control del ayuntamiento? El costo de la novatez y la codicia.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia